Mi hijo no hace caca ¿qué hacer?

Mi hijo no hace caca, orientaciones para las familias

Imagen tomada de MorgueFile.com

Mi hijo Julio tiene 3 años y medio y no hace caca. Lleva bastante tiempo sin ir al baño con regularidad. Incluso lleva varios días seguidos sin hacerlo. Le han hecho una prueba y han encontrado que tiene un “atranque” considerable en el intestino. Su mamá le ha prometido un premio cada vez que haga caca, se sienta con él en el aseo, le cuenta cuentos… pero no consigue mejoras. ¿Qué se puede hacer?

Mi hijo no hace caca, por qué ocurre

Es una consulta que recibo con cierta frecuencia por parte de algunas familias, normalmente de niños y niñas de 3 a 4 años. En estas situaciones comienzan a surgir con dos episodios que suelen contribuir a la aparición del problema:

En primer lugar, suele ocurrir que los niños producen heces muy duras. Como consecuencia, en algunos casos se hacen daño, incluso se hacen una pequeña heridita en el ano. De esta forma, los niños intentan evitar ir al baño, porque tiene experiencias dolorosas. Al retener, se siguen produciendo heces que se van acumulando, con lo cual la próxima vez hay más probabilidad de que ir al aseo vuelva a ser doloroso.

En segundo lugar, la reacción de la familia suele ser de prestar mucha atención a este tema y convertir el tema de la caca en un asunto de máxima prioridad o de alarma. Lejos de facilitar las cosas,cuando el niño no hace caca está recibiendo una atención especial y lo que se hace, sin mala intención por supuesto, es reforzar positivamente esta circunstancia. Es decir, el niño recibe como premio “una atención especial” con lo que se hace más complicado cambiar las cosas.

Pautas a seguir

Mis recomendaciones son las siguientes:

1º. Descartar cualquier problema físico o médico. Generalmente no existe ningún problema, ninguno, pero es conveniente descartarlo acudiendo al pediatra.

2º. Las experiencias dolorosas son pasajeras: el esfínter un músculo y se adaptará con facilidad.

3º. Cuando no hace caca, es muy adecuado establecer un horario fijo para ir al baño.

4º. Incorporar en la dieta alimentos que favorezcan el tránsito intestinal: fibra y sobre todo, ingerir mucha agua. Si el pediatra lo considera oportuno, puntualmente puede recomendar algún producto que facilite este tránsito.

5º. El hecho de ir a hacer caca debe ser un comportamiento totalmente normalizado, evitando reforzar al niño con atención o aprobación. Debe ir al baño solo, sin los adultos, sentarse solo en la taza, sin ayuda de sus padres, permanecer solo en el water y hacer sus necesidades sin ayuda ni presencia de sus padres. Se limpiarán solos, aunque cuando son pequeños (3 años) concluyamos la limpieza. Estar presentes, “ayudarles” es una forma de reforzarles con nuestra atención que solo empeorará las cosas.

Es necesario tener en cuenta que si se ha prestado atención a al hecho de ir al baño y ahora se deja de hacer, el cambio en el comportamiento será muy lento, pero efectivo. Además es importante tener en cuenta que prestar atención “solo de vez en cuando”, también supondrá un importante paso atrás.

En conclusión, el mejor tratamiento es no hacer nada, normalizar este acto, tal y como lo hacemos la mayoría de las personas.

Jesús Jarque García

Puedes seguirme también en las redes sociales

Facebook Twitter Google+ 

9 comments on “Mi hijo no hace caca ¿qué hacer?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Completa la operación matemática * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.