¿Quiere dar buen ejemplo a sus hijos? Mime a su pareja

Mime a su pareja

Imagen tomada de MorgueFile.com

Los niños aprenden fundamentalmente por imitación. En gran medida tratan a los demás de la misma manera que son tratados y sobretodo reproducen cómo las figuras más relevantes, sus propios padres, se relacionan entre ellos. La interacción que se establecen entre los miembros de la pareja, son una referencia  básica para los hijos y probablemente lo sean en su futuro con sus propias parejas.

Pero al margen del ejemplo que se transmite, considero que la relación de pareja es fundamentalmente afectiva y las muestras de afecto se deciden en los pequeños detalles.

Nunca me ha gustado el refrán español “donde hay confianza da asco”, y siempre he procurado practicar justo lo contrario: “donde hay confianza hay más delicadeza“. Con el paso de los años en la vida de la pareja la rutina puede erosionar la relación, pero los mimos y las muestras de cariño tendrían que ser cotidianos para sostener la relación.

Algunos ejemplos les sugiero:

1º. Trate y hable con delicadeza a su pareja en todo momento: hable en tono adecuado, no descalifique, ni grite, al contrario elogie y reconozca todo lo bueno, aunque sea cotidiano: lo bien preparada que esté la comida, la ropa, o la limpieza que se haya hecho de la casa, o lo actractivo o actractiva que se ha puesto con esta o aquella prenda.

2º. Si algo no le gusta o no le ha sentado bien, dígalo sin rodeos para mejorar, pero no utilice la crítica ácida, la descalificación o el insulto fácil: solo harán daño y no mejorará las cosas.

3º. Tenga gestos de cariño: todas las parejas los necesitan, nunca se dan por supuestos… ni están de más: un beso, una caricia, una mirada…

4º. Sea detallista. En los pequeños detalles se deciden las relaciones: ofrecer un café, una manta para el sofá, tomar la iniciativa para realizar alguna tarea de casa, proponer alguna actividad novedosa…

5º. Exija a los hijos que traten a mamá y a papá con delicadeza. Si somos delicados tratando a nuestra pareja, estaremos en disposición de exigir a los hijos ese mismo trato. Tendremos fuerza moral para decir a nuestro hijo o hija: “a papá no se le grita” o “a mamá no le hables así”, porque previamente habrán visto que nosotros no lo hacemos.

Espero que estas orientaciones simplemente nos sirvan a todos para “refrescar la memoria” y así mejorar nuestra vida familiar, ya sabe: mime a su pareja.

Jesús Jarque García

Puedes seguirme también en las redes sociales

Facebook Twitter Google+ 

6 comments on “¿Quiere dar buen ejemplo a sus hijos? Mime a su pareja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Completa la operación matemática * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.