Diferencias entre el TDAH y el TANV

“¿Cuáles son las diferencias entre el TDAH y el TANV? Nuestro hijo fue diagnosticado de Trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) hace unos años. Sin embargo, investigando en la red me he encontrado con el trastorno de aprendizaje no verbal (TANV) y encuentro que mi hijo responde más al perfil de este último. ¿Qué diferencias hay entre ambos trastornos?

diferencias entre el TDAH y el TANV

Imagen tomada de Morguefile.com. Diferencias entre el TDAH y el TANV

Esta es una consulta que me han hecho algunas familias incluso compañeros orientadores. En esta entrada trataré de responder a ella.

Antes de abordar las diferencias entre el TDAH y el TANV

Cada día voy creyendo más que no existen los trastornos sino las personas que tienen determinadas dificultades. Sin embargo, seguimos utilizando las etiquetas diagnósticas como una forma de poder entendernos y de hablar sobre una serie de situaciones parecidas. En todo caso, debemos tener en cuenta las siguientes consideraciones:

1º. Sobre el TDAH

El TDAH es un trastorno cuyo núcleo del problema o “síntomas diana” son:

  • Las dificultades de atención que hace que no se pueda funcionar con normalidad en los contextos habituales (colegio y hogar fundamentalmente).
  • La impulsividad o falta de autocontrol, demostrado también en diferentes contextos y que deteriora la vida escolar, social y/o familiar.
  • La hiperactividad que supera lo esperado en esa edad, que se manifiesta en el contexto escolar y familiar y que igualmente deteriora el funcionamiento normal del niño o de la niña.

El TDAH parece ser un trastorno de origen neurológico relacionado con alteraciones en los niveles bioquímicos de determiados neurotransmisores.

Por último, el TDAH es un trastorno reconocido por la comunidad científica y que aparece en los catálogos diagnósticos más importantes: CIE-10 y DSM-IV

2º. Sobre el TANV

EL TANV es un trastorno cuyo núcleo del problema es una alteración de las funciones tradicionalmente asociadas con el hemisferio derecho del cerebro y que tienen un carácter no verbal. Estas funciones afectadas son habitualmente:

  • La orientación y estructuración espacial, así como la visiopercepción.
  • Las praxias o control motor fino necesario para escribir, dibujar o para acciones cotidianas como abrir y cerrar con llave, hacer la lazada a los zapatos, abrochar botones etc.
  • Prosodia o cambios en la entonación del habla
  • Habilidades no verbales de la comunicación.

Las personas que presentan características compatibles con el TANV, por su parte, parece tener preservadas las funciones tradicionalmente asignadas al hemisferio izquierdo: lenguaje comprensivo y expresivo, lectura, cálculo…

Las dificultades que presentan los niños y niñas con TANV le suelen impedir funcionar con normalidad en el contexto escolar, social y familiar: tienen mala letra, son lentos en tareas de lápiz y papel, los cuadernos tienen mala presentación, tienen dificultades en la interacción social, para entender el doble sentido o para regular los aspectos no verbales de la comunicación, etc.

No es un trastorno reconocido por los manuales diagnósticos DSM-5 o CIE-10. Comparte algunas características del trastorno de la coordinación o con el trastorno de aprendizaje sin especificar, pero no se puede identificar con esos cuadros.

DIFERENCIAS ENTRE EL  TDAH Y EL TANV

1º. La atención

La primera de las diferencias entre el TDAH y el TANV es que, mientras en el TDAH la atención está significativamente afectada y constituye uno de los núcleos del problema, en el TANV no es un síntoma diana, aunque los niños con TANV pasen por despistados y tengan problemas de atención.

El principal problema de los niños con TDAH es su déficit de atención, en los del TANV no lo es.

2º. La impulsividad

Mientras que en el TDAH la impulsividad y la hiperactividad, junto con los problemas que ambos conllevan, son otros de los síntomas diana y de los que provocan mayor deterioro, en el TANV la impulsividad o hiperactividad no suele estar presente y no es uno de sus rasgos definitorios.

3º. El Comportamiento

La tercera de las diferencias entre el TDAH y el TANV se refiere a la conducta. El comportamiento de los chicos y chicas TDAH suele ser más disruptivo y molesto tanto en el colegio como en el hogar. Los problemas de conducta suelen ser uno de los “caballos de batalla” de profesores y familias. Normalmente este comportamiento suele ser consecuencia del déficit de atención, de la hiperactividad y de la impulsividad.

En el caso de los niños y niñas con TANV, el comportamiento no es problemático. Puede desesperar su parsimonia o lentitud, pero no su comportamiento disruptivo.

4º. Rendimiento escolar

En términos generales, los alumnos con TDAH tienen un rendimiento escolar peor. Las dificultades atencionales y la impulsividad suele afectar a casi todas las materias y actividades.

Por su parte, los alumnos con TANV suelen tener mal rendimiento en tareas de orientación espacial  y en tareas de lápiz y papel. Pero destacan por la riqueza de vocabulario, información que acumulan y capacidad de razonamiento lógico verbal. De esta forma, suelen destacar en lengua (por ejemplo en ortografía), matemáticas, lengua extranjera o en Conocimiento del Medio, cuando se les permite otros formatos que no sea solo el escrito.

Por otro lado, los profesores suelen definir a los niños con TDAH como “despistados” e “inquietos”. A los niños con TANV, los suelen catalogar como “vagos” o “lentos”, porque comprueban que “cuando quieren”, su rendimiento es muy bueno.

5º. Psicomotricidad fina

Los niños y niñas con TDAH pueden tener problemas de psicomotricidad gruesa y fina: tener mala letra o cierta torpeza motriz; sin embargo, esto no es el núcleo de su problema y es más bien consecuencia de su impulsividad, falta de atención o hiperactividad.

En los niños y niñas con TANV, este es uno de los núcleos del problema y sus dificultades no parecen asociarse a impulsividad o falta de atención.

6º. Relaciones sociales

Por último, tanto los niños y niñas con TDAH como con TANV pueden tener problemas en las relaciones sociales.

En el caso de los TDAH sus problemas suelen ser consecuencia de la impulsividad e hiperactividad. A veces hacen trastadas por este motivo o molestan a sus compañeros de manera que llegan a ser evitados por sus iguales.

Sin embargo en el alumnado con TANV, las dificultades de relación social están provocadas más bien por la dificultad de comprender las claves no verbales de la relación social, como ciertas sutilezas de la interacción, dobles sentidos, miradas, gestos o la capacidad de ponerse en lugar del otro.

LO QUE SÍ COMPARTEN

Estas son, desde mi punto de vista las diferencias más importantes entre los chicos y chicas que padecen TDAH y TANV. En muchas ocasiones el diagnóstico diferencial es muy difícil de establecer ya que comparten otras características:

1º Necesidades educativas

Ambos tienen unas necesidades educativas, unos puntos débiles que requieren respuesta.

2º. Respuesta educativa

Tanto los niños con TDAH como los que presentan TANV necesitan una respuesta educativa a sus necesidades. La respuesta pasa por medidas de adaptación y medidas de estimulación de sus aspectos más deficitarios.

3º. Necesidades emocionales

Por último, tanto los niños con TDAH como con TANV tienen unas necesidades emocionales. La sensación de frustración y de fracaso suelen tenerla a flor de piel porque es algo que experimientan con frecuencia. Ayudarles a aceptar sus dificultades y a afrontar las exigencias de la vida cotidiana es otro aspecto importante a considerar.

En otra entrada explico las diferencias entre el TANV y el Síndrome de Asperger. Espero que esta entrada ayude a familias y profesionales y nos mentalice a todos de la necesidad de responder a este tipo de dificultades.

Para saber más

Para saber más te recomiendo el libro que tengo publicado sobre el TANV titulado Trastorno de Aprendizaje No Verbal. Guía básica para familias y Educadores, de la editorial CCS

Jesús Jarque García

Puedes seguirme también en las redes sociales

Facebook Twitter Google+ 

44 comments on “Diferencias entre el TDAH y el TANV

  • Varios comentarios:

    1. Análisis y comparación de cuadros extraordinariamente bien realizado, claro y de lectura amena. Felicitaciones. Si tuviese al autor de este artículo frente a mi le daría un abrazo y pediría su autógrafo.

    2. Lamentablemente el diagnóstico de TANV y otros cuadros similares como el DAMP o el TAP (trastorno de aprendizaje procedimental) no aparecen ni en el DSM-IV (tampoco lo harán en el DSM-V), ni en el CIE-10. Son diagnósticos fundamentalmente neuropsicológicos o psicopedagógicos que desde la perspectiva de los psiquiatras no están aceptados aunque muchos de ellos ya los utilizan.

    3. Las entidades pueden ser comórbidas. Es decir coexistir TDAH y TANV, en ese caso quedan mejor englobados en la categoría del TAP (al menos desde mi punto de vista).

    Finalmente: me he disfrutado mucho leer este artículo. Por favor hacer llegar a la persona que lo escribió mis respetos.

    Reply
  • Estimado Carlos, muchas gracias por tu comentario y por ese ¡caluroso abrazo! Estoy de acuerdo contigo en lo que comentas. Parece que la categoría TAP es la que se adapta mejor. Precisamente he recibido un artículo de la revista de neurología sobre ese tema (pendiente de leer). Si lo quieres te lo remito. No faltes por esta página

    Reply
  • Me ha encantado leer el artículo. Soy orientadora, y muchas veces nos encontramos ante un callejón sin salida. Tienes delante un “alumno/a” que se parece a un TDAH, pero no te “cuadra”. Es interesante ampliar el conocimiento sobre otros trastornos, que aunque a nivel general no esté reconocido, dentro del mundo de la orientación se pueda usar para entendernos entre profesionales.
    Muchas gracias de nuevo.

    Reply
      • Creo que todos los días nos topamos con diagnósticos que no cuadran con los niños. La conducta humana es tan variable y la individualidad de cada uno se resiste a los intentos de homogenizarnos. A mi no me gusta el DSM-IV y tampoco el CIE-10, tienen muchas carencias, pero son herramientas que nos dan un lenguaje común con el que podamos entendernos. A veces creo que el diagnóstico no es tan necesario como describir un perfil de funcionamiento, pero esto es una opinión muy personal.

        Reply
  • Creo que es importante el tema de la comorbidad. Cierto es que se trata de entidades clínicas distintas… Actualmente se debate si el TANV es una entidad clinica… ( Pero no olviedemos que los niños con estas características existen)También es cierto que el desajuste social y la incapacidad de regular las emociones en los TANV pueden ocasionar conductas disruptivas que segun su evolución podríamos relacionar màs con entidades psiquiátricas. Diversos estudios longitudinales en EUA demuestran una correlacion significativa entre niños diagnosticados TANV en la infancia y adolescentes i/o jóvenes que han desarrolado trastornos bipolares. Esta correlación TANV y TB es significativa en el caso del grupo control de niños con antecedentes familiares psiquiatricos (trastornos de ansiedad y depsión) También es cierto que adultos con trastorno bipolar quizás hayan sido TDAH no diagnosticados en la infancia.

    Reply
  • Creo que es importante el tema de la comorbidad. Cierto es que se trata de entidades clínicas distintas… Actualmente se debate si el TANV es una entidad clinica… ( Pero no olviedemos que los niños con estas características existen)También es cierto que el desajuste social y la incapacidad de regular las emociones en los TANV pueden ocasionar conductas disruptivas que segun su evolución podríamos relacionar màs con entidades psiquiátricas. Diversos estudios longitudinales en EUA demuestran una correlacion significativa entre niños diagnosticados TANV en la infancia y adolescentes i/o jóvenes que han desarrolado trastornos bipolares. Esta correlación TANV y TB es significativa en el caso del grupo control de niños con antecedentes familiares psiquiatricos (trastornos de ansiedad y depsión) También es cierto que adultos con trastorno bipolar quizás hayan sido TDAH no diagnosticados en la infancia.

    Reply
  • Creo que es importante el tema de la comorbidad. Cierto es que se trata de entidades clínicas distintas… Actualmente se debate si el TANV es una entidad clinica… ( Pero no olviedemos que los niños con estas características existen)También es cierto que el desajuste social y la incapacidad de regular las emociones en los TANV pueden ocasionar conductas disruptivas que segun su evolución podríamos relacionar màs con entidades psiquiátricas. Diversos estudios longitudinales en EUA demuestran una correlacion significativa entre niños diagnosticados TANV en la infancia y adolescentes i/o jóvenes que han desarrolado trastornos bipolares. Esta correlación TANV y TB es significativa en el caso del grupo control de niños con antecedentes familiares psiquiatricos (trastornos de ansiedad y depsión) También es cierto que adultos con trastorno bipolar quizás hayan sido TDAH no diagnosticados en la infancia.

    Reply
    • Creo que todos los días nos topamos con diagnósticos que no cuadran con los niños. La conducta humana es tan variable y la individualidad de cada uno se resiste a los intentos de homogenizarnos. A mi no me gusta el DSM-IV y tampoco el CIE-10, tienen muchas carencias, pero son herramientas que nos dan un lenguaje común con el que podamos entendernos. A veces creo que el diagnóstico no es tan necesario como describir un perfil de funcionamiento, pero esto es una opinión muy personal.

      Reply
  • No sé si comentar el artículo como profesional o como madre de una niña con TSPS. Trastorno englobado en el TANV. Pero con rasgos tan comunes a otros. Me gustaría saber, por qué en lugar de buscar tantas etiquetas, no buscamos ayuda a cada una de las carencias de estos niños, o a sus necesidades, a integrarlos en su grupo de iguales y practicar de una vez la educación individualizada de la que tanto hablamos en la teoría, y tan poco ponemos en práctica en nuestras aulas. Queremos recursos, claves, adquirir la Habilidades Sociales suficientes para llegar a ellos y que su día a día no sea un suplicio para ellos, ni para sus familias. En definitiva conseguir un mínimo que sea lo más para todos.
    En los 8 años educativos, tanto obligatorios como no, de mi hija, eso solo ha sido posible en un año.
    Desde aquí quiero felicitar a una profesional con vocación como muchas de las que habrá. Que hizo pasar y prosperar a mi hija en solo un año lo que no ha hecho en los restantes, y me encantaría quitar de la comunidad educativa a esa gente que le encanta etiquetar, ignorar, anular e insultar a estas criaturas, por el simple hecho de pensar que sus padres no saben educarlos.
    Gracias por escuchar mi grito hacia la lucha de la comprensión.

    Reply
  • No sé si comentar el artículo como profesional o como madre de una niña con TSPS. Trastorno englobado en el TANV. Pero con rasgos tan comunes a otros. Me gustaría saber, por qué en lugar de buscar tantas etiquetas, no buscamos ayuda a cada una de las carencias de estos niños, o a sus necesidades, a integrarlos en su grupo de iguales y practicar de una vez la educación individualizada de la que tanto hablamos en la teoría, y tan poco ponemos en práctica en nuestras aulas. Queremos recursos, claves, adquirir la Habilidades Sociales suficientes para llegar a ellos y que su día a día no sea un suplicio para ellos, ni para sus familias. En definitiva conseguir un mínimo que sea lo más para todos.
    En los 8 años educativos, tanto obligatorios como no, de mi hija, eso solo ha sido posible en un año.
    Desde aquí quiero felicitar a una profesional con vocación como muchas de las que habrá. Que hizo pasar y prosperar a mi hija en solo un año lo que no ha hecho en los restantes, y me encantaría quitar de la comunidad educativa a esa gente que le encanta etiquetar, ignorar, anular e insultar a estas criaturas, por el simple hecho de pensar que sus padres no saben educarlos.
    Gracias por escuchar mi grito hacia la lucha de la comprensión.

    Reply
  • No sé si comentar el artículo como profesional o como madre de una niña con TSPS. Trastorno englobado en el TANV. Pero con rasgos tan comunes a otros. Me gustaría saber, por qué en lugar de buscar tantas etiquetas, no buscamos ayuda a cada una de las carencias de estos niños, o a sus necesidades, a integrarlos en su grupo de iguales y practicar de una vez la educación individualizada de la que tanto hablamos en la teoría, y tan poco ponemos en práctica en nuestras aulas. Queremos recursos, claves, adquirir la Habilidades Sociales suficientes para llegar a ellos y que su día a día no sea un suplicio para ellos, ni para sus familias. En definitiva conseguir un mínimo que sea lo más para todos.
    En los 8 años educativos, tanto obligatorios como no, de mi hija, eso solo ha sido posible en un año.
    Desde aquí quiero felicitar a una profesional con vocación como muchas de las que habrá. Que hizo pasar y prosperar a mi hija en solo un año lo que no ha hecho en los restantes, y me encantaría quitar de la comunidad educativa a esa gente que le encanta etiquetar, ignorar, anular e insultar a estas criaturas, por el simple hecho de pensar que sus padres no saben educarlos.
    Gracias por escuchar mi grito hacia la lucha de la comprensión.

    Reply
  • La similitud del TDAH en la infancia con la enfermedad bipolar de inicio temprano es muy grande. Yo pienso que hay unos pocos pacientes con enfermedad bipolar diagnosticados como TDAH pero muchos TDAH diagnosticados como enfermedad bipolar. ¿Qué es lo que pasa? El diagnóstico de enfermedad bipolar le es más familiar a los psiquiatras de adultos que el de TDAH, no ha sido sino hasta hace menos de una década que se prestó atención al TDAH del adulto.

    Creo que lo más importante con el TAP, DAMP y TANV es que se les diferencia claramente del Síndrome de Asperger porque muchos de ellos han recibido este diagnóstico. La clave nos la aporta el hecho que en las tres entidades anteriores no se presentan los patrones estereotipados y/o restrictivos de conducta (y si lo hacen es en un grado muy leve que no afecta su funcionamiento general).

    A todos nos molestan las etiquetas, el problema es que se necesita dar un diagnóstico para que se activen las ayudas necesarias, para que se tenga coberturas específicas y, en algunos países, para contar con la asistencia de las aseguradoras (esto no ocurre en mi país).

    Espero que siga esta interesante discusión, estoy aprendiendo mucho. Gracias y bendiciones. Un saludo desde Guatemala, Centro América.

    Reply
  • También yo esperaría el artículo del Síndrome de Asperger, aunque lo que se espera del DSM-V es que ya no aparezca este diagnóstico. Un abrazo desde América.

    Reply
  • También yo esperaría el artículo del Síndrome de Asperger, aunque lo que se espera del DSM-V es que ya no aparezca este diagnóstico. Un abrazo desde América.

    Reply
  • También yo esperaría el artículo del Síndrome de Asperger, aunque lo que se espera del DSM-V es que ya no aparezca este diagnóstico. Un abrazo desde América.

    Reply
  • maria reina zurita sánchez says:

    gracias por la información, ha sido de mucha utilidad y principalmente para beneficio de una niña a quien se le ha llegado a catalogar de deficiente mental por su dificultad de relacionarse y de entender lo que se le esta diciéndo o solicitándo. mil gracias.

    Date: Thu, 8 Nov 2012 18:01:15 +0000 To: nael248@hotmail.com

    Reply
  • maria reina zurita sánchez says:

    gracias por la información, ha sido de mucha utilidad y principalmente para beneficio de una niña a quien se le ha llegado a catalogar de deficiente mental por su dificultad de relacionarse y de entender lo que se le esta diciéndo o solicitándo. mil gracias.

    Date: Thu, 8 Nov 2012 18:01:15 +0000 To: nael248@hotmail.com

    Reply
  • maria reina zurita sánchez says:

    gracias por la información, ha sido de mucha utilidad y principalmente para beneficio de una niña a quien se le ha llegado a catalogar de deficiente mental por su dificultad de relacionarse y de entender lo que se le esta diciéndo o solicitándo. mil gracias.

    Date: Thu, 8 Nov 2012 18:01:15 +0000 To: nael248@hotmail.com

    Reply
    • me gustaria que es hora de que el msirntio y los responsables tomen conciencia del problema por que tienen la misma inteligencia pero hay mucho desconocimiento para tratarlos no tienen porque quedarse atras si tuviesen una ensef1anza adaptada

      Reply
  • Anónimo says:

    Pues que mejor que felicitarte por la parte de LUZ, que apartas a tus escritos.
    Sigue asi y te ayudaremos en lo que podemos que es leyendo estos articulos.
    Felicidadees

    Reply
  • Jorge Del Castillo says:

    Cuanto más leo sobre estos problemas de aprendizaje y conducta, más relación veo con la Alta Capacidad y la Creatividad. Pienso que es necesario evaluar el talento de todos los niños para saber realmente donde podemos encontrar la motivación que necesitan para centrar su personalidad y su futuro profesional.

    Reply
  • me gustaria que es hora de que el msirntio y los responsables tomen conciencia del problema por que tienen la misma inteligencia pero hay mucho desconocimiento para tratarlos no tienen porque quedarse atras si tuviesen una ensef1anza adaptada

    Reply
  • me gustaria que es hora de que el msirntio y los responsables tomen conciencia del problema por que tienen la misma inteligencia pero hay mucho desconocimiento para tratarlos no tienen porque quedarse atras si tuviesen una ensef1anza adaptada

    Reply
  • Tengo un hijo de 15 años, diagnosticado TANV, y realmente en lo que más presenta dificultad es en las relaciones sociales y lo está afectando bastante en su autoestima. Quisiera saber si hay algún sitio donde organicen grupos, para trabajar las relaciones sociales.
    Gracias

    Reply
  • Hola,
    Muchas gracias por tus artículos. Te felicito. Pero hay una cosa que no me queda NADA clara entre el TDAH y el TANV y es que muchas de las diferencias d elas que hablas están basadas en los niños de tipo hiperactivo.
    Sin embargo, dichas características referidas al TANV son tan similares al TDAH de tipo inatento que no acabo de ver la diferencia pues presentan en muchos casos la misma sintomatología que describes para los TANV.
    No sé si podrías explicar mejor la diferencia entre el TANV y el TDAH de tipo inatento.

    Muchas gracias

    Reply
    • Hola Cristina, muchas gracias por tu comentario. Para empezar te digo dos cosas: la primera es que, en realidad no existen tanto los trastornos o etiquetas, como los niños que tienen los problemas. Las fronteras entre etiquetas es muy sutil y casi siempre artificial. Lo segundo es que es realmente difícil con el conocimiento que tenemos hasta ahora del TANV de discriminar. Pero me atrevo a darte pistas:
      a) En el TDAH inatento, el síntoma diana y núcleo del problema es la dificultad para controlar la atención. En el TANV hay tres síntomas diana: las dificultades motrices, las de percepción y orientación espacial y las de interpretar las claves no verbales de la comunicación. La inantención, no es un síntoma diana del TANV (aunque pueda haberla).
      b) El TDAH inatento, no tiene por qué presentar los tres síntomas diana del TANV: puede tener alguno o hasta dos, pero no los tres.

      No sé si te aclaro o te lío más.

      Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Completa la operación matemática * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.