Dice palabrotas

Niño que dice palabrotas

Imagen tomada de MorgueFile.com

Mi hijo de cinco años dice palabrotas y no sé cómo corregirlo. Al principio, hace un año, nos parecía algo gracioso, pero ahora se está convirtiendo en un problema. Cada vez las utiliza con más frecuencia, en momentos de enfado. Las expresiones son más ofensivas y soeces. ¿Qué puedo hacer?

Dice palabrotas pero cómo las aprende

1. Por imitación

Las palabrotas o tacos se aprenden porque los niños las escuchan. Casi siempre son sus padres que las utilizan de forma habitual o las imita porque las escucha en momentos de enfado o alegría: conduciendo, viendo el fútbol, con los amigos…

En otros casos, los niños las aprenden también en el colegio de boca de otros compañeros o de niños más mayores.

2. Se han visto reforzados

Por otro lado, cuando el niño o la niña pronuncia sus primeras palabrotas, los adultos refuerzan su conducta. En unos casos “riendo la gracia“, en otros, expresando sorpresa o prestándole una especial atención.

En otros casos, son los demás niños los que reaccionan de una forma particular: con risas, sorpresa…

En cualquiera de las situaciones, perciben una reacción especial en los demás.

CÓMO CORREGIR LA CONDUCTA DEL QUE DICE PALABROTAS

Las medidas que los padres pueden adoptar para corregir esa conducta son:

1. Dar buen ejemplo

Si no quieres que vuestro hijo o hija diga palabrotas, no las utilicéis nunca. Los niños imitan vuestra conducta y os observan continuamente.

2. No prestarle atención

Cuando use las palabrotas, no podéis reaccionar con risas o con expresiones de sorpresa que llamen especialmente la atención. Es mejor callar en ese momento y mostraros serios. En cuanto haya ocasión, hablaremos con él.

3. Hablar con él

Cuando utilice este tipo de expresiones hablar con él en el momento que sea adecuado. Hacedlo en un tono serio y contundente. Explicarle que ese tipo de expresiones son feas y molestan a los demás. Decidle que a papá y a mamá no le gusta que las utilice.

4. Ofrecedle alternativas

Las palabrotas se usan en momentos de emociones intensas: enfado, frustración, alegría… para estas situaciones podemos ofrecer y utilizar expresiones alternativas adecuadas.

5. Reprimenda

En la mayoría de los casos, las medidas anteriores son suficientes y en pocos días, hacen que la conducta vaya a menos. Pero si esto no sucede, podéis reprender su conducta de manera contundente. Debéis hacerle saber que esa forma de hablar la desaprobáis, no os gusta y no queréis que la utilice. Deben notar que vais en serio.

En resumen, las pautas que pueden seguir para abordar las palabrotas de sus hijos son:

  1. Dar buen ejemplo
  2. No prestarle especial atención
  3. Hablar con él
  4. Ofrecerle alternativas
  5. Utilizar la reprimenda

El cuento del Caracol Col

Además, en el libro Cuentos para portarse bien en el colegio, encontraréis la historia del Caracol Col, centrada en cómo corregir esa conducta.

Espero que los consejos os ayuden en vuestra labor educativa.

Jesús Jarque García

Puedes seguirme también en las redes sociales

Facebook Twitter Google+ 

9 comments on “Dice palabrotas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Completa la operación matemática * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.