Vivir en pareja: un cambio cualitativo

La vida en pareja supone un cambio cualitativo

Imagen tomada de MorgueFile.com

En una entrada anterior titulada “no sin mi mami, hablaba de cómo muchas personas, cuando dan el paso de casarse o vivir en pareja, no terminan de asumir que supone un cambio cualitativo y viven como si solo se tratara de anexionar a sus vida a otra persona. Además, trataba de explicar cómo no asumir ese cambio suponía un factor de riesgo que ponía en peligro la propia salud de la pareja.

En esta entrada quiero hacer algunas consideraciones sobre el cambio cualitativo que supone el matrimonio o la vida en pareja.

1. LA NUEVA FAMILIA

Cuando dos personas se casan o deciden vivir en pareja forman una nueva familia. Eso quiere decir que ellos dos, y los hijos que tengan, son ya su familia. Aunque eso no suponga romper ni alejarse de sus respectivos padres, sí supone lo que he querido expresar en el título de la entrada: un cambio cualitativo. “Mi familia” ahora es la que formo con mi pareja.

2. PRIORIZAR

En el terreno práctico supone dar prioridad, poner en primer lugar nuestra pareja, antes que a “papi” o “mami” o los amigos. En la mayoría de las ocasiones no hay conflicto de intereses, pero en otras situaciones, puede haberlo. Es en esos casos donde priorizar la propia pareja, la nueva familia, implica el cambio cualitativo.

3. ORGANIZACIÓN FAMILIAR

En la propia organización y gestión familiar, también se pone a prueba el cambio cualitativo. Quien organiza, gestiona y decide no es el papá o la mamá respectiva, sino la propia pareja.

Alguna vez, pueden ayudar, pero el día a día lo gestiona la pareja. Me refiero a que los padres respectivos o los amigos, que en ocasiones, son los que invaden la vida familiar, no pueden ser los que gestionen el menú, la comida, la limpieza del hogar, la colada, la plancha… aunque ellos incluso, lo hagan mejor: “es que mi madre plancha mejor las camisas“.

4. TOMA DE DECISIONES

En la vida familiar hay que tomar decisiones frecuentemente. Unas son más trascendentes y se toman de tarde en tarde: cómo educar a los hijos, qué colegio elegir para ellos, cambiar de trabajo… Otras, son menos importantes y más frecuentes, cómo dónde ir de vacaciones o qué hacer el fin de semana.

En cualquiera de los casos las decisiones las debe tomar la propia pareja. Podrán escuchar opiniones y consejos, pero la decisión es de ellos y no de lo que dice mi papá, mi mamá o mi amigo de tal. Las toma la pareja… y si se equivocan, se equivocan juntos.

5. RELACIÓN CON LA FAMILIA

En resumen, quería escribir que el matrimonio es un cambio cualitativo y que modifica las relaciones con la propia familia de cada cónyuge. Insisto en que no supone una ruptura con los padres, hermanos y demás familiares, pero sí cambian muchos aspectos de la relación.

A fin de evitar esa queja amarga de muchas parejas, “yo es que no pinto nada, todo lo deciden sus padres”, hay que mantener una sana independencia y evitar intromisiones (a veces invasiones) en la vida de la pareja que, aunque se hagan con buena intención, deben evitar y “parar los pies”.

Creo que son medidas saludables para mantener el amor en la pareja y evitar quistes y deterioros con fatales desenlaces. ¿Qué les parece?

Jesús Jarque García

Puedes seguirme también en las redes sociales

Facebook Twitter Google+ 

3 comments on “Vivir en pareja: un cambio cualitativo

  • Jesús, muy oportuna tu entrada tan cerca de la Navidad, con sus comidas y cenas.
    En mi caso no hay problema porque por desgracia la única familia con la que puedo celebrar la Navidad, Año Nuevo y Reyes es la mía.
    Cuando teníamos familia los dos, partíamos las fiestas, la Navidad en Andalucía y Fin de Año y Reyes en Valencia, año si, año no.
    Pero conozco parejas que es un conflicto, creado por la presión familiar de ambas partes.
    Estos conflictos nublan el sentido que tiene, seas creyente o no, las reuniones familiares en estas fechas.
    En cuanto a la educación de los hijos, pienso que es sólo cosa de los padres. Los abuelos y demás familiares deben quererlos mucho pero mantenerse al margen de las decisiones de los padres.

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Completa la operación matemática * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.