Hijos que estorban

Muchas familias se ven obligadas a dejar a sus hijos al cargo de diferentes cuidadores, abuelos, canguros o comedores escolares, principalmente. Casi siempre es por motivos laborales, ya que en conciliación de la vida laboral y familiar queda mucho camino por recorrer. Pero el contenido de esta entrada no se refiere a estos casos que son razonables y comprensibles. “Hijos que estorban” se refiere a otras situaciones diferentes.

Algunos niños estorban a sus padres y son desatendidos

Imagen tomada de Morguefile.com

La entrada tampoco va dirigida a los padres que en situaciones esporádicas, necesitan momentos de respiro y de más intimidad, para lo cual necesitan que sus hijos queden al cargo de alguna persona.

DE QUÉ SE TRATA

Me refiero más bien a papás y mamás que habitualmente viven como si no tuvieran hijos o como si estos fueran algo circunstancial: padres a los que parece que sus hijos les estorban. Algunas de estas situaciones suelen ser:

1. Niños que, por ejemplo, van y vienen del colegio con otros cuidadores, cuando podrían hacerlo con alguno de sus padres.

2. Los que pasan la mayor parte de los fines de semana sin sus padres, normalmente con sus abuelos, con diferentes excusas como “poder descansar“, “estar con los amigos“, como si los abuelos no estuvieran cansados o no les apeteciera hacer otra actividad.

3. Niños que no suelen comer con papá o mamá, cuando podrían hacerlo. Por ejemplo, los que se quedan en el comedor escolar, sin más razón que “porque allí les enseñan a comer y come mejor“, perdiéndose todo lo bueno de comer en familia y olvidando que es la familia la que tiene que educar en hábitos, también en el de la comida.

4. La mayoría de las salidas que hacen sus padres de ocio, las hacen sin sus hijos, porque molestan o incordian.

En general, se trata de hijos que quedan al margen de la vida de los padres. Son casos en los que, visto de fuera al menos, parece que sus hijos les estorban.

Existen casos más graves, como el de parejas con hijos de diferentes relaciones, donde se “abandona” a uno de los hijos en favor de otros. Desgraciadamente esas situaciones también ocurren.

POR QUÉ OCURRE

Es complicado entrar en valoraciones y en realidad no me corresponde hacer ningún juicio de valor, porque no soy quién para ello, pero parece que se trata de parejas que no han asumido su responsabilidad como padres, que no han asimilado que tener hijos y formar una familia supone un cambio de situación, de forma de vida, de organización… que no se puede vivir de la misma manera que antes.

En muchas ocasiones, estos mismos padres se permiten además la osadía de criticar a los cuidadores que están asumiendo la mayor parte de la crianza de los hijos, especialmente a los abuelos, con la típica frase de “me lo están mal criando“.

Termino mi reflexión con una petición: a los que tenéis hijos y sois padres y madres, hay que asumir la responsabilidad que ello supone. Otras personas pueden ayudarnos y colaborar, pero los protagonistas y la responsabilidad principal recae en los padres.

¿Qué os parece?

Jesús Jarque García

Puedes seguirme también en las redes sociales

Facebook Twitter Google+ 

16 comments on “Hijos que estorban

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Completa la operación matemática * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.