Empatía ¿Te suena?

La empatía es una de las competencias emocionales más importantes del ser humano: probablemente una de las características que más nos distingue del resto de los animales. En esta entrada os explicaré en qué consiste, como se despliega en la vida real y cómo enseñarla a los más pequeños.

Madre mostrando empatía hacia su hija

EN QUÉ CONSISTE

De una manera sencilla la empatía es la capacidad de ponerse en el lugar de otra persona. De acercarse a ver la vida, el mundo y las circunstancias como probablemente las vea, piense y sienta la otra persona. Consiste en salir de uno mismo para ver el mundo desde los ojos del otro.

Esa capacidad implica comprender la perspectiva que tiene la otra persona. También supone ajustar nuestra perspectiva a la de la otra persona.

CÓMO SE DEMUESTRA

La definición parece muy filosófica pero ¿Cómo se demuestra la empatía en el día a día? Yo os sugiero algunas claves muy sencillas:

  • Escuchar al otro, dejándolo hablar, sin interrumpirle y atendiendo a lo que nos dice y cómo nos lo dice .
  • Hacer un esfuerzo por entender lo que nos quiere decir y lo que siente.
  • No hablar de uno mismo. ¿Cuántas veces nos encontramos a personas que le has comentado algo que para ti es muy importante y enseguida quiere compararse contigo y se pone a hablar de sí mismo? Si estamos escuchando, el otro es  el centro.
  • Traducir para que se sienta comprendido. Eso quiere decir intentar repetir lo que nos han dicho para que la persona sienta que efectivamente hemos captado su mensaje.
  • Escuchar sin juzgar. En la empatía no es necesario emitir juicios sobre la otra persona.
  • Evitar el consejo “facilón”. “No pasa nada”, “verás como no tiene importancia”, “tú no le hagas caso a eso”, “tranquilo… son consejos fáciles que normalmente no ayudan a la empatía.

EN LOS NIÑOS Y NIÑAS

Los niños y niñas no tienen desarrollada esa capacidad hasta los 9 0 10 años aproximadamente. No tienen la habilidad natural de entender lo que le sucede al otro. Sin embargo, les podemos ayudar a entenderla. Simplemente haciéndole la observación imagínate que es a ti a quién te pasa” o “”Cómo te sentirías si tú…

PARA TERMINAR

Desgraciadamente es una capacidad bien escasa. Al menos así lo percibo en mi entorno. Quizás abundan más las personas que llamo “Mi yo-yoque solo saben hablar de sí mismas. Son personas que no te escuchan, que rápidamente quitan importancia a lo que tratas de comunicar o que  te juzgan desde su propia perspectiva.

Educar en la empatía es una buena inversión y si esta abundará más, seguro que nos iría un poco mejor. ¿Qué os parece?

Jesús Jarque García

Puedes seguirme también en las redes sociales

Facebook Twitter Google+ 

21 comments on “Empatía ¿Te suena?

  • Jesús! qué buen tema para construir,analizar, pensar, reflexionar y seguramente poner en práctica todos los días, utilizando una fluída comunicación con los otros, un ida y vuelta lleno de comprensión, de valoración y de sentir que no estamos solos, ponerse en el lugar del otro y caminar juntos por la vida!

    Reply
  • Jesús! qué buen tema para construir,analizar, pensar, reflexionar y seguramente poner en práctica todos los días, utilizando una fluída comunicación con los otros, un ida y vuelta lleno de comprensión, de valoración y de sentir que no estamos solos, ponerse en el lugar del otro y caminar juntos por la vida!

    Reply
  • Jesús! qué buen tema para construir,analizar, pensar, reflexionar y seguramente poner en práctica todos los días, utilizando una fluída comunicación con los otros, un ida y vuelta lleno de comprensión, de valoración y de sentir que no estamos solos, ponerse en el lugar del otro y caminar juntos por la vida!

    Reply
  • Muy buen artículo, siempre se habla de empatía como “aquello que les falta a…… autistas, asperger etc etc etc” pero y en los niños sin trastornos?? y en los adultos?? Como bien tú dices, a veces no es necesario tener un trastorno para carecer de empatía!! Por algo se habla siempre de “carencia, falta” en el caso de la empatía……. y nunca se habla de con quien tenemos empatía!!
    un gran saludo

    Reply
  • Muy buen artículo, siempre se habla de empatía como “aquello que les falta a…… autistas, asperger etc etc etc” pero y en los niños sin trastornos?? y en los adultos?? Como bien tú dices, a veces no es necesario tener un trastorno para carecer de empatía!! Por algo se habla siempre de “carencia, falta” en el caso de la empatía……. y nunca se habla de con quien tenemos empatía!!
    un gran saludo

    Reply
  • Muy buen artículo, siempre se habla de empatía como “aquello que les falta a…… autistas, asperger etc etc etc” pero y en los niños sin trastornos?? y en los adultos?? Como bien tú dices, a veces no es necesario tener un trastorno para carecer de empatía!! Por algo se habla siempre de “carencia, falta” en el caso de la empatía……. y nunca se habla de con quien tenemos empatía!!
    un gran saludo

    Reply
  • Esta magnífico este artículo sin duda la empatía es lo que carecemos y escuchamos la palabra a diario pero no hacemos el esfuerzo para practicarla a nuestros semejantes.

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Completa la operación matemática * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.