Timidez: pautas para los padres

 

Pautas para los padres sobre la timidez

Imagen tomada de MorgueFile.com

En una entrada anterior sobre la timidez cuestionaba si realmente es un problema que un niño o niña sea tímido. Solo en determinadas circunstancias lo es.

En esta entrada voy a ofrecer una serie de orientaciones para que los padres afronten la timidez de sus hijos, cuando realmente es un problema.

1º. EVITAR ETIQUETAS

La primera medida consiste en evitar utilizar etiquetas del tipo “es un niño tímido”, “es muy tímido”.

Las etiquetas suelen provocar un fenómeno conocido en psicología como la profecía de autocumplimiento, es decir que aunque se utilicen con buena intención, favorecen que el chico o chica se comporte según las expectativas que hemos previsto.

Si etiquetamos como “tímido” o “tímida” aumentamos la probabilidad de que responda a esas expectativas y se comporte como tal.

2º. EVITAR COMPARACIONES

También es conveniente evitar comparaciones entre hermanos que no tienen esta forma de ser, ya que aunque se hagan con buena intención, tampoco ayuda a mejorar el comportamiento. Cada uno es como es.

3º. EVITAR PRESIONARLE

Presionarle continuamente para que se relacionen con los demás, sentirse vigilado en este aspecto o preguntarle continuamente sobre ello, suele ser poco efectivo.

Criticar y resaltar continuamente este comportamiento negativo suele producir un sentimiento de frustración en el niño y le ayuda poco a mejorar.

4º. HACERLE VER LAS CONSECUENCIAS

Una medida positiva que sí pueden hacer los padres es ayudarles a entender las consecuencia que  algunos comportamientos relacionados con la timidez puede tener en los demás.

Por ejemplo, cuando alguien saluda  y el niño no responde, hay que explicarle cómo puede sentirse la otra persona, o cómo puede interpretar ese comportamiento. Lo mismo ocurre cuando otros niños le pide al jugar con él y no acepta o los ignora.

5º. ENSEÑARLE FORMAS CONCRETAS DE ACTUAR

Es mejor enseñarle algunas formas concretas de actuar. Por ejemplo, que cuando alguien los saluda, debe responder diciendo al menos, “hola” y mirando a los ojos.

De la misma forma se le puede enseñar cómo pedir participar en un juego, o decir que no a una petición… Las situaciones más conflictivas y más habituales, son las más propicias para una enseñanza directa.

6º. TENER PACIENCIA

En las situaciones de grupo, como puede ser una fiesta de cumpleaños o en el parque, los padres deben tener un poco de paciencia y dejar que el niño se tome su tiempo evitando presionar. Mejor pueden animarle solo de vez en cuando a participar.

Este tipo de comportamientos o más bien, formas genéricas de actuar, requieren su tiempo para modificarse.

7º. PROCURAR RELACIONES POSITIVAS

A lo niños con este patrón de comportamiento, les ayuda relacionarse en pequeños grupos con niños que sean tranquilos y que puedan mantener una relación positiva con ellos: niños que lo valoren y que acepten su forma de ser.

Este pequeño grupo de amistades de referencia también le puede ayudar a para introducirse y relacionarse con otros chicos

8º. REFORZAR POSITIVAMENTE LOS INTENTOS

Siempre que el niño haga intentos o mantenga conductas adecuadas que eviten la timidez, es conveniente que los padres se lo refuercen. A veces basta simplemente con que le hagan saber que la forma de actuar les ha gustado mucho, porque es una forma concreta de indicarle cómo debe comportarse la próxima vez en una situación similar.

9º. ACEPTAR A SU HIJO

Por último, el niño debe percibir que sus padres lo aceptan tal y como es. Que una personalidad sea menos extrovertida, no tienen porqué ser considerada como negativa. La personas populares y con don de gentes tienen muchas cualidades, pero también las tienen los niños y la personas menos extrovertidas, que entienden las relaciones personales como algo más íntimo o en pequeños grupos.

10.º UTILIZAR CUENTOS

Los niños tienen una facilidad especial para entender muchas enseñanzas a través de los cuentos. Estos pueden ayudar a entender muchos aspectos que acabo de explicar: las consecuencias de un comportamiento excesivamente tímido o cómo hacerle frente. Por tanto, los cuentos referidos a este tema son una herramienta eficaz para trabajar la timidez.

Como saben, tengo publicado un libro, Cuentos para portarse bien en el colegio. Hay varios cuentos en el libro que abordan este tema: “La Caracola Carola”, “La Mariquita Paquita” o “El Pingüino Lino y sus amigos del Zoo”. Seguro que les resultarán útiles.

RECOPILANDO

Como recapitulación final, las recomendaciones que les he dejado para afrontar la timidez de sus hijos son las siguientes:

1º. Evitar etiquetas.

2º. Evitar comparaciones.

3º. Evitar presionarle.

4º. Hacerle ver las consecuencias.

5º. Enseñarle formas concretas de actuar.

6º. Tener paciencia.

7º. Procurar relaciones positivas.

8º. Reforzar positivamente los intentos.

9º. Aceptar a su hijo.

10º. Utilizar cuentos.

Ya me contarán qué tal les va.

www.jesusjarque.com

* Quizás también te interese: 

Jesús Jarque García

Puedes seguirme también en las redes sociales

Facebook Twitter Google+ 

7 comments on “Timidez: pautas para los padres

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Completa la operación matemática * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.