Las rabietas en el supermercado

Las rabietas en el supermercadoNuestro hijo de 4 años suele hacernos rabietas especialmente cuando vamos al supermercado: se encapricha con todo y nos deja literalmente en ridículo. Por favor, necesito consejos prácticos y urgentes.

Esta suele ser una demanda habitual de las familias. A continuación les sugiero algunos consejos prácticos:

1º. Anticiparle la situación

Antes de ir de compras o durante el camino le anticiparán lo que van a hacer. Le pueden explicar que van a ir de compras y cómo esperan que se comporte: que vaya junto a los papás y que ayude a hacer la compra…

2º. Limitar el tiempo

Si su hijo presenta ese problema, deben acudir con la compra planificada, de manera que no se prolongue demasiado. Eviten si es posible las esperas largas. Si los turnos van numerados en algunas secciones, procuren continuar la compra. Si superan el tiempo de espera que tiene cada niño, aumentan el riesgo de que aparezca el mal comportamiento.

3º. Hacerle colaborador

La compra se hará más llevadera si lo hacen colaborador. Pueden indicarle qué debe elegir de los estantes o qué vamos buscando. Además procuren elogiar su colaboración y el cumplimiento de las normas acordadas: “qué bien me estás ayudando, menos mal que has venido, yo sola no lo habría encontrado…”

4º. Evitar los lugares críticos

Si es posible evitar pasar por los lugares “críticos”, evítenlo. Las calles de chucherías, chocolatinas y parecidas son las más tentadoras para los niños. Si no hay necesidad, eviten pasar por ellas.

5º Actuar con contundencia si se encapricha

Si se encapricha con algo que no queréis comprarle decir que no con seguridad y no detenerse demasiado a razonar o no tratéis de engañarlo con “mentiras piadosas”. Ignorar sus protestas e intentar desviar su atención.

Si a pesar de lo anterior, hace una rabieta en una de las calles del supermercado ignorarlo. Seguir vuestro camino como si nada ocurriera. No intentéis razonar si la rabieta ha explotado. Si podéis, pasad a otra calle. Lo más probable es que os siga. Si os sigue pero aparece con lo que quería, sin enfadarse se lleva de nuevo a su sitio y retomáis vuestro camino.

6º. El momento de pasar por caja

El paso por la caja suele ser un momento “de riesgo”: hay que esperar, hay pocas opciones para moverse y además suele haber objetos que atraen a los niños.  Lo mejor es ir mentalizado. Volverle a pedir su colaboración para poner las cosas en la cinta transportadora o para guardarlas en las bolsas.

En otros casos, puede ser un momento de dejarle un videojuego portátil para que se entretenga mientras pagan y guardan la compra.

Si a pesar de todo hace una rabieta porque se encapricha con algo, decirle que “no” una sola vez y después no tratéis de  razonar con él. Si llora o patalea ignorarlo a él y las posibles miradas y comentarios del resto de clientes. Estáis haciendo lo correcto con vuestro hijo, una vez habéis pagado os dirigís hacia la salida.

7º.  Elogiarlo y prestarle atención cuando se porta bien

A lo largo de toda la compra, lo más efectivo y preventivo es elogiar su buen comportamiento y colaboración. Además prestarle más atención cuando se está portando bien e ignorarlo en lo posible, cuando se porta mal.

8º. Apoyarse con pegatinas

En algunos casos más difíciles, los padres podéis preparar una cartulina pequeña con unas casillas, ocho por ejemplo. A lo largo de la compra, se irán dando pegatinas (gomets de colores) en función de su comportamiento y colaboración, animándole a completar “el cartón”. Si lo completa le podéis ofrecer algún tipo de pequeño premio.

Esta medida, puede ser de ayuda.

Lo importante del abordaje las rabietas es que ustedes no cedan y el niño no se salga con la suya. De esta forma, el niño o la niña, comprenderá que el mal comportamiento no es rentable con ustedes.

Si no se ven capaces de afrontar estas medidas, lo mejor es que cedan desde el principio, al menos, así su hijo no aprenderá a manipularles con su mal comportamiento.

¡mucha suerte en las compras!

www.jesusjarque.com

* Quizás también te interesen:

  1. Qué es una rabieta o berrinche
  2. Cómo afrontar las rabietas y berrinches 1
  3. Cómo afrontar las rabietas y berrinches 2
  4. Cómo afrontar las rabietas y berrinches 3
  5. Libro de Jesús Jarque: Rabietas, pataletas y malos modales 

Jesús Jarque García

Puedes seguirme también en las redes sociales

Facebook Twitter Google+ 

28 comments on “Las rabietas en el supermercado

  • luispasuarez says:

    Hola, Jesús. Gracias por sus recomendaciones y consejos: son siempre muy claros y de mucha utilidad. Soy padre de dos niños, de 5 y 4 años. El mayor, con autismo, es muy dado a liarla en el supermercado, aunque estrategias como las que señala su entrada nos son muy útiles. Quizás, lo que también tendríamos que hacer todos, en la medida de lo posible, sería “colar” a aquellos padres (sobre todo si van solos) que están pasando el trago de una rabieta en la línea de cajas. Cuesta poco y se agradece enormemente. Un abrazo.

    Reply
  • luispasuarez says:

    Hola, Jesús. Gracias por sus recomendaciones y consejos: son siempre muy claros y de mucha utilidad. Soy padre de dos niños, de 5 y 4 años. El mayor, con autismo, es muy dado a liarla en el supermercado, aunque estrategias como las que señala su entrada nos son muy útiles. Quizás, lo que también tendríamos que hacer todos, en la medida de lo posible, sería “colar” a aquellos padres (sobre todo si van solos) que están pasando el trago de una rabieta en la línea de cajas. Cuesta poco y se agradece enormemente. Un abrazo.

    Reply
  • luispasuarez says:

    Hola, Jesús. Gracias por sus recomendaciones y consejos: son siempre muy claros y de mucha utilidad. Soy padre de dos niños, de 5 y 4 años. El mayor, con autismo, es muy dado a liarla en el supermercado, aunque estrategias como las que señala su entrada nos son muy útiles. Quizás, lo que también tendríamos que hacer todos, en la medida de lo posible, sería “colar” a aquellos padres (sobre todo si van solos) que están pasando el trago de una rabieta en la línea de cajas. Cuesta poco y se agradece enormemente. Un abrazo.

    Reply
  • Hola,lo que yo no soporto que la gente te critiquen sin saber las razones,”mirala el niño tirado en el pasillo y ella ni caso”,o “que mala madre es que le cuesta comprar un caramelo al niño”……
    ¡No ven que queremos enseñar a nuestros hijos a ser mejores personas para el mañana!,que no sean tiranos ni abaricioso.
    Saludos

    Reply
  • Hola,lo que yo no soporto que la gente te critiquen sin saber las razones,”mirala el niño tirado en el pasillo y ella ni caso”,o “que mala madre es que le cuesta comprar un caramelo al niño”……
    ¡No ven que queremos enseñar a nuestros hijos a ser mejores personas para el mañana!,que no sean tiranos ni abaricioso.
    Saludos

    Reply
  • Hola,lo que yo no soporto que la gente te critiquen sin saber las razones,”mirala el niño tirado en el pasillo y ella ni caso”,o “que mala madre es que le cuesta comprar un caramelo al niño”……
    ¡No ven que queremos enseñar a nuestros hijos a ser mejores personas para el mañana!,que no sean tiranos ni abaricioso.
    Saludos

    Reply
  • Yo suelo ir a un supermercado relativamente pequeño, y desde pequeños les pedía ayuda a los niños. Al hacer la lista de la compra recortaba dibus de la publicidad de algunos productos de los que iba a comprar y les daba 3 o 4 a cada uno de los niños. Ellos tenian que ir pendientes de que no nos pasasemos de la fruteria sin los plátanos, … y a la hora de esperar a pasar por caja ayudaban a llevar los cestos a la entrada del super. Otras veces les compraba algo que ellos querían al poco de entrar, y si se portaban mal, lo sacaba del carro.
    Me funcionó bastante bien.
    Ahora escribo la lilsta con ellos y luego encargo a cada uno que recuerde un par de cosas. Son los dos de lo más colaborador 🙂

    Reply
  • Yo suelo ir a un supermercado relativamente pequeño, y desde pequeños les pedía ayuda a los niños. Al hacer la lista de la compra recortaba dibus de la publicidad de algunos productos de los que iba a comprar y les daba 3 o 4 a cada uno de los niños. Ellos tenian que ir pendientes de que no nos pasasemos de la fruteria sin los plátanos, … y a la hora de esperar a pasar por caja ayudaban a llevar los cestos a la entrada del super. Otras veces les compraba algo que ellos querían al poco de entrar, y si se portaban mal, lo sacaba del carro.
    Me funcionó bastante bien.
    Ahora escribo la lilsta con ellos y luego encargo a cada uno que recuerde un par de cosas. Son los dos de lo más colaborador 🙂

    Reply
  • Pingback:Problemas de comportamiento | PsicoEducación
    • Pitxu, has hecho lo correcto! Es duro, pero sere1 me1s fe1cil ahora, que dealjro pasar e intentar corregirlo cuando sea adolescente.Duele, mucho, pero mejor que duela una o dos veces, a que duela muchas me1s me1s tarde, o que duela tanto porque ya sea incorregible.Cuenta conmigo constantemente, aunque no este presente fedsicamente todas las veces.Love.FELICIDADES POR EL BLOG MOOOOOOLAAAAA!!!!

      Reply
  • Pingback:Problemas de comportamiento | PsicoEducación
    • Pitxu, has hecho lo correcto! Es duro, pero sere1 me1s fe1cil ahora, que dealjro pasar e intentar corregirlo cuando sea adolescente.Duele, mucho, pero mejor que duela una o dos veces, a que duela muchas me1s me1s tarde, o que duela tanto porque ya sea incorregible.Cuenta conmigo constantemente, aunque no este presente fedsicamente todas las veces.Love.FELICIDADES POR EL BLOG MOOOOOOLAAAAA!!!!

      Reply
  • Pingback:Problemas de comportamiento | PsicoEducación
    • Pitxu, has hecho lo correcto! Es duro, pero sere1 me1s fe1cil ahora, que dealjro pasar e intentar corregirlo cuando sea adolescente.Duele, mucho, pero mejor que duela una o dos veces, a que duela muchas me1s me1s tarde, o que duela tanto porque ya sea incorregible.Cuenta conmigo constantemente, aunque no este presente fedsicamente todas las veces.Love.FELICIDADES POR EL BLOG MOOOOOOLAAAAA!!!!

      Reply
  • Pingback:Problemas de comportamiento | PsicoEducación
  • Pingback:Problemas de comportamiento | PsicoEducación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Completa la operación matemática * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.