DAFO ¿Te atreves con él?

Los cuatro aspectos del análisis DAFO, debilidades, fortalezas, amenazas y oportunidadesEl análisis DAFO es un método que utilizan sobre todo las empresas para estudiar las situación y que les ayuda a determinar la estrategia a seguir. Sin embargo, veréis que el análisis DAFO también se puede aplicar a multitud de situaciones más cercanas como nuestra pareja, familia, colegio u organización en la que trabajemos.

1. ¿Qué es?

Es un método de análisis de la situación. La palabra DAFO corresponde a las iniciales de las palabras Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades.

Consiste en analizar las características internas y externas de lo que sea objeto de nuestro estudio.

Debilidades

En este apartado se trata de descubrir y señalar cuales los son los puntos débiles de la organización, aquello en lo que flaquea, lo que provoca que no funcione de manera óptima. En realidad lo que debe ser objeto de mejora.

Las debilidades son una característica interna de la organización que se analiza.

Amenazas

En este caso se trata de tomar conciencia de aquellos factores externos que pueden poner en peligro el funcionamiento de la propia organización: previsiones de cambio, situaciones negativas que están en el horizonte.

Las amenazas son una característica externa a la propia organización.

Fortalezas

Las fortalezas son los puntos fuertes del organismo que estamos analizando. Aquello que nos hace fuertes, que funciona bien, que puede marcar la diferencia, que nos hace menos vulnerable.

Son las características positivas internas a la organización.

Oportunidades

Por último, las oportunidades son aquellas situaciones externas que están en el panorama y que por su carácter positivo son una oportunidad para que la organización crezca u obtenga mejores resultados.

2. Dónde se puede aplicar

Un análisis DAFO se puede aplicar en multitud de organizaciones y de situaciones educativas y familiares, os pongo algunos ejemplos.

1. En un colegio

Un centro educativo (colegio, IES, escuela infantil…) es un lugar idóneo para realizar un DAFO. Se trata de definir los puntos débiles (D), las amenazas (A), Fortalezas (F) y oportunidades (O) y marcar una estrategia como explicaré más adelante.

2. En la propia familia

La familia o la pareja también puede ser objeto de un DAFO. También tiene sus amenazas, oportunidades, puntos débiles y fortalezas y por su puesto, es objeto de mejora con una estrategia adecuada.

3. Una institución socioeducativa

Cualquier organización socioeducativa puede realizarlo: los servicios sociales de un distrito, el equipo de pediatría de un centro de salud, una clínica, una ONG, un equipo de orientación psicopedagógica, el departamento de una universidad o de un instituto, una parroquia…

4. Uno mismo

Uno mismo como persona o como profesional puede realizar su propio DAFO y establecer una estrategia de mejora.

5. Un Blog

Muchos de los que me seguís soy blogueros y blogueras. El propio Blog puede ser objeto de un DAFO.

3. ¿Cómo hacerlo?

Aunque no somos profesionales ni expertos en el tema, creo que con sentido común podemos realizar el DAFO que  seguro será productivo. Los pasos a seguir serían los siguientes:

1. Completar la matriz

En una hoja de papel dibujamos una matriz como la que aparece en la imagen. La matriz tiene cuatro casillas, cada una se corresponde con una de las siglas del DAFO.

Completamos las debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades que consideremos se ajustan a la realidad.

Si la hacemos en una institución o grupo de personas (colegio, pareja, ONG…) lo ideal es que cada miembro rellene su matriz y más adelante se dialogue sobre ella, se ponga en común y se intente definir una matriz DAFO común y consensuada.

2. Definir la estrategia

La segunda fase consiste en determinar la estrategia a seguir a partir del análisis. Para ello puede ayudar responder a las siguientes preguntas clave:

  1. Cómo podemos explotar cada fortaleza
  2. Cómo podemos aprovechar cada oportunidad
  3. Cómo podemos detener y mejorar cada debilidad
  4. Cómo podemos afrontar y defendernos de cada amenaza

En grupos se seguirán los mismos pasos que para el análisis: cada miembro hace sus aportaciones, tarde se dialoga, se pone en común y se acuerdan llevar a cabo algunas medidas.

 4. Y además…

El análisis DAFO en cierta medida es un atrevimiento: a las personas y a las organizaciones les cuesta reconocer algunos aspectos negativos y áreas de mejora: los ataques al ego siempre son dolorosos.

Por eso es necesario que se den unas condiciones mínimas para poderlo llevar a cabo: libertad y confianza para poder realizar las aportaciones y capacidad de asumir la crítica sin “represalias” posteriores. Si estas condiciones no se dan, mi consejo es que es mejor no intentarlo.

Así que os lanzo el reto ¿Te atreves con un DAFO?

Jesús Jarque García

Puedes seguirme también en las redes sociales

Facebook Twitter Google+ 

15 comments on “DAFO ¿Te atreves con él?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Completa la operación matemática * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.