Al maestro veterano

En nuestra cultura occidental se idolatra lo nuevo, mientras que lo antiguo se desecha. Aspiramos a “lo último” y como señala Zigmun Bauman, en la Modernidad Líquida, las cosas cada vez pasan más deprisa de ser nuevas a estar desfasadas y antiguas.

Dedicado al maestro veterano

Imagen tomada de MorgueFile.com

Hoy les quiero hablar de una figura que sufre las mismas consecuencias que las que señala Bauman en nuestra cultura occidental: el maestro y la maestra veteranos.

Son maestros veteranos aquellos que llevan trabajando en la enseñanza ¿treinta años? ¿veinte años? No lo sé, probablemente ya tienen esa consideración los que llevan quince años en la escuela.

La denominación veterano se usa poco, la verdad, se habla más bien de maestros antiguos, mayores…  Pero se hace con una valoración negativa, cuando no peyorativa: alguien que lleva muchos años, en alguna medida desfasado y en muchos casos quemado.

No quiero hacer comparaciones, ni voy a hacer una confrontación con los maestros jóvenes. Hace poco tiempo que descubrí que en la escuela la madurez no depende de la edad. Simplemente quiero resaltar los valores que tienen muchos de los maestros y maestras decanos, experimentados.

1. La experiencia

En otras culturas la experiencia marca un status de dignidad, es signo de sabiduría, por eso se respeta a los mayores. Los maestros y maestras veteranos tienen experiencia: saben y saben hacer su trabajo. Han aprendido a distinguir los que es importante de lo que no lo es, a distinguir el grano de la paja en educación: lo que son ocurrencias y modas pedagógicas, de lo que de verdad es educativo.

Cuando comenzaba a trabajar… no lleva más de dos años haciéndolo, comenté:- “he aprendido en dos años, más que en cinco de carrera“. A lo que uno de estos profesores me dijo: -“Fíjate lo que has aprendido en dos años… imagínate yo en veinticinco”.

2. Nivel cultural

Los profesores experimentados quizás no sepan manejarse con soltura en las redes sociales, no tienen cuenta de Twitter (algunos sí)  y muchos ni siquiera tienen el B2 de inglés, pero tienen un buen nivel cultural y sobre todo, saben leer, saben escribir y saben pensar: ¿alguien da más?

3. Principios y valores

Groucho Marx decía: -“estos son mis principios… pero si no le gustan, tengo otros“. Los profesores experimentados, los veteranos, son gente con principios y con valores. No son fáciles de manipular y no se dejan llevar con facilidad por lo que digan los demás, porque intentan ser coherentes con sus principios.

4. Responsables

Suelen ser personas responsables. Normalmente sacan adelante lo que se les encomienda y tienen un alto sentido del deber y del trabajo bien hecho.

5. Educadores con vocación

La mayoría son educadores por vocación. Es cierto que muchos están quemados, pero solo se quema aquel maestro o maestra al que le duele la educación y que ve cómo se maltrata y desprecia su labor, su figura o cómo se le obliga a realizar cosas que no encajan con su vocación educadora. El que no le importa la Educación, no se quema.

6. Poco aprovechados

Los profesores veteranos, los profesores mayores, están desaprovechados en alguna medida. Como en otras culturas, casi me atrevería a decir que antes de tomar cualquier decisión habría que consultarles y tener muy en consideración su opinión.

Como escribí en otra entrada, son un auténtico manual de pedagogía práctica, de cómo solucionar multitud de problemas cotidianos que suceden en un colegio y en las aulas

Para finalizar, sus últimos años profesionales deberían dedicarlos a formar a otros maestros: son ellos los que deberían abundar en las Facultades de Educación (son verdaderos catedráticos) y en los cursos que se imparten en centros de formación de profesores, porque mejor que nadie conocen ya el oficio de enseñar.

Mi homenaje en el día de la Enseñanza

En los próximos días se va a celebrar el día de la Enseñanza en muchas comunidades autónomas.

Antes se celebraba el día del maestro, pero eso hace tiempo que desapareció, porque hace tiempo que en nuestra cultura no se valoran  a los maestros y maestras.

Pienso que tenemos que aprender de otras culturas, que no tienen nuestra renta per capita, ni nuestra tecnología, pero en las que la experiencia es signo de sabiduría. Se nos olvida que la calidad humana no se mide ni en dólares, ni en gigabytes.

A los maestros y maestras que dedican su vida a la Educación.

Jesús Jarque García

Puedes seguirme también en las redes sociales

Facebook Twitter Google+ 

16 comments on “Al maestro veterano

  • vaya!!! muchisimas gracias Jesus!! un artículo entrañable!
    Me temo que soy del grupo de las veteranas!! y me suena muy bien!!! Rondo los 25 años en la escuela, Dios mio y parece que fue ayer!
    Hay algo que solemos tener, y es, que pese a la experiencia, la madurez… y a todas las cosas bonitas que nos has dicho, seguimos con muchas ganas de aprender y de compartir!! quizá porque lo aprendimos de los maestros que nos han precedido, quizá porque pensamos que es una profesión viva, o porque sabemos que si quieres enseñar y educar no puedes dejar de aprender… y esto ultimamente cuesta compartirlo!
    me encantan esas palabras de: “saben leer, saben escribir y saben pensar”… “la coherencia”, “los valores”… gracias!! y tambien gracias a los que nos enseñaron a nosotros, a los maestros que tuvimos, a los compañeros ya jubilados y a los que les falta poco! También, a esos maestros jovenes que llegan con ganas de aprender porque hacen que sigas creyendo en esta profesión! y por úlitmo aunque lo más importante, al niño, que es el centro de nuestra vocación!!
    un cariñoso saludo

    Reply
    • ¡Gracias Isabel! me alegro de que hayas captado la intención de la entrada. Ves que unas veces escribo artículos prácticos, otras veces más “ácidos” y este… me ha salido más entrañable, como tú bien dices.

      Reply
  • Gracias Jesús, esta profesión lo mejor que tiene es que cada día aprendes y cada día nunca es igual que el anterior!

    Reply
  • Mª José says:

    Vocación y veterano la mejor mezcla para obtener un excelente maestro o maestra.
    Confianza en ellos como padres de su alumno, lo mejor para nuestros hijos.

    Reply
  • Estupendas tus apreciaciones sobre los docentes veteranos!Pero a través de los años he tenido y tengo la posibilidad de compartir la tarea en equipo ,con profesionales más jóvenes, con menos experiencia,pero resulta ser una tarea sumamente gratificante! La interrelación, el trabajo conjunto,la vocación, el empuje y las ganas de aprender da sus frutos en este ida y vuelta!!!Maravilloso ensamble!!!

    Reply
  • Muchísimas gracias por este artículo!!

    Aunque soy joven valoro e intento aprender todo lo que puedo de mis compañeras “veteranas”.

    Comparto este post con todo mi claustro.

    Gracias también por los magníficos recursos que tienes en tu web!!

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Completa la operación matemática * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.