Plan para no aborrecer la lectura

Los planes de fomento de la lectura

El 23 de abril se celebra el día internacional del libro. La efemérides tiene un espacio relevante en los colegios y centros educativos.

España es uno de los países occidentales en los que menos se lee y somos un país con muy malos resultados en comprensión lectora en las evaluaciones internacionales.

Estudiante aburrido por la lectura

Imagen cortesía de photostock/FreeDigitalPhotos.net

 

Por ello, desde hace muchos años se vienen intentando diferentes planes de fomento y mejora de la lectura. Los planes no solo no mejoran los resultados, sino que cada vez son peores.

Casi todos los colegios tienen “planes de lectura“. En casi todos los colegios nadie ha leído esos planes y duermen en un archivador “el sueño de los justos“. Yo me he leído alguno de esos planes y son para enmarcarlos: las estrategias de fomento o de mejora de lectura son pésimas, hasta tal punto que parecen más bien planes “para aborrecer la lectura“… y además lo consiguen. En muchos centros, además,  el plan está copiado de otro “colegio amigo“, sin ni siquiera haberlo leído y de esta forma el plan para aborrecer la lectura se contagia como un virus.

Cada vez veo más falta de realismo en la escuela y en toda la política y estrategia educativa de nuestro país… pero esto no es de ahora, ya llevamos años así.

Plan para no aborrecer la lectura

Yo les propongo algo más básico, un plan para no aborrecer la lectura. El que tenga este nivel superado que no siga leyendo y busque cosas más interesantes e innovadoras. Estas son las medidas que les propongo:

1. No pedir el resumen del cuento

En muchos colegios españoles, el último año de Educación Infantil (5 años) en 1º y 2º de Primaria tienen como tarea de fin de semana realizar el resumen de un cuento. Esta es una de las mejores medidas para aborrecer la lectura y después, años más tarde, poner en marcha planes para fomentarla.

Los profesores, con toda la buena intención del mundo, me consta, proponen esta tarea. Incluso se sienten muy orgullosos de cómo sus niños hacen esta actividad. Pero no saben (o no quieren saber) la verdad: el resumen lo hacen los padres y para ellos y sus hijos, el resumen del dichoso cuento es la tortura de todos los fines de semana.

Lo importante no es leer el cuento y saborear el placer de leer: lo importante, lo verdaderamente importante, la finalidad de la tarea es… hacer el resumen.

Para no aborrecer la lectura, dejen que lean,  que toquen el cuento, que disfruten de la lectura y no pidan que hagan un resumen a niños que no tienen ni edad ni madurez cognitiva para esta abstracción.

2. Evitar la frustración y fracaso en el aprendizaje de la lectura

En España se enseña a leer ( mejor dicho a decodificar) mayoritariamente en los dos últimos cursos de la Educación Infantil y en 1º de Primaria. Muchos niños lo consiguen sin un gran esfuerzo, pero para otro grupo considerable les supone llevar un ritmo muy forzado de aprendizaje para su madurez y capacidad.

Un grupo considerable de niños no cumplen ni el ritmo ni el calendario de aprendizaje que arbitrariamente se han marcado los profesores (o las editoriales)  y que en ocasiones implica ir a grafema por semana. En estos casos, sin necesidad, el aprendizaje de la lectura se convierte en una experiencia frustrante y estresante para los niños y sus maestros. Podría decirse que frustrados sin necesidad. Es como si estuviéramos obligados a darle de comer a nuestro hijo de 6 meses un entrecot (poco hecho) en cada comida:  el niño y sus papás se sentirían como mínimo frustrados, cuando no algo peor.

Para no aborrecer la lectura, enseñemos a leer (habría mucho que hablar de este tema) pero respetemos el ritmo de cada niño: la experiencia de aprendizaje de la lectura tiene que ser obligatoriamente reforzante.

3. No pedir el resumen escrito de los libros

Lo que antes decía del resumen de los cuentos, se aplica en los demás cursos de Primaria a los resúmenes de los libros. No falla para aborrecer la lectura: pedir un resumen después de leer el libro.

Ya sé que se hace para controlar que se ha leído. ¡Claro, qué buena idea! Lo que ocurre es que volvemos a lo de antes. Hay niños que el libro lo tienen que leer los padres (no los niños) y son ellos los que hacen el resumen, otros lo copian de la contraportada y los más espabilados… lo buscan por Internet.

Ya harán resúmenes más adelante…¡ahora a leer!

4. No obligar a leer determinados libros

Muchas personas aborrecieron la lectura porque se les obligó a leer libros cuyo contenido y forma no era adecuado para ellos ¿les suena?

Es mejor proponer libros, que el profesor los haya leído anteriormente y que tenga certeza de que se adaptan a su capacidad e interés.

5. Comentar los libros con los demás

Una buena estrategia para no aborrecer la lectura es que los niños comenten en clase los libros que han leído. Se trata simplemente de exponer de forma oral qué libro han leído y qué les ha parecido. Esto es mejor que hacer el resumen escrito. Que hablen con libertad sobre lo leído: si obligamos a someterse a un esquema, estamos en la misma situación que en el resumen. Habrá niños que digan dos palabras, otros que digan mil, no importa, que cada uno comente lo que quiera…

Las primeras veces que comentan es posible que no sepan hacerlo, pero ahí está el profesor para ir enseñando estrategias para hacerlo mejor.

6. Que el profesor lea y comente

En otra entrada escribiré sobre los planes de fomento de la lectura… para los profesores.

Ayuda a no aborrecer la lectura que el maestro o maestra comente con sus alumnos qué libro está leyendo o ha terminado de leer. Además de ser ejemplo para ellos, les enseñará de esta forma cómo se puede comentar un libro.

7. Que en casa se lea y se comente

Es otra estrategia para no aborrecer la lectura: el ejemplo de los padres y hermanos que leen. Pero además, que en las conversaciones de las comidas se hable del libro que se está leyendo.

8. Celebrar el día del libro: ganas de leer y escribir

Es curioso que en muchos colegios se celebra el día del libro por todo lo alto y “tirando la casa por la ventana“, pero las actividades nada o poco tienen que ver con los libros, la lectura y la escritura.

En ocasiones se trata con un espectáculo que hace pensar que simplemente se trata de un lucimiento y de una “demostración de poderío”, con un coste de tiempo y de esfuerzo de profesores y familias desproporcionado. En muchos casos, se termina… aborreciendo el día del libro y la lectura.

El 23 de abril debería de ser una fiesta escolar sencilla, donde organizar algunas tertulias literarias, que los chicos cuenten sus lecturas favoritas o las familias, donde invitar a algún escritor… algo sencillo que anime a leer y a escribir.

En esta entrada les he explicado algunas estrategias, no tanto para fomentar la lectura, sino más bien para una fase previa: no aborrecer la lectura. Para ello les he propuesto estas estrategias:

  1. No hacer resumir los cuentos en Infantil, 1º y 2º de Primaria
  2. Evitar la frustración y fracaso en el aprendizaje de la lectura
  3. No pedir el resumen escrito de los libros en Primaria
  4. No obligar a leer determinados libros
  5. Comentar los libros con los demás
  6. Que el profesor lea y comente lo que lee
  7. Que en casa se lea y se comente lo que se lee
  8. Que el día del libro sirva para aumentar las ganas de leer y escribir

Puedes encontrar más artículos sobre la lectura en nuestro portal Familia y Cole.

Jesús Jarque García

Puedes seguirme también en las redes sociales

Facebook Twitter Google+ 

17 comments on “Plan para no aborrecer la lectura

  • Yo comparto totalmente lo que dices. Soy una madre desilusionada con el sistema educativo. Y mucho más cuando tenemos hijos con necesidades Educativas Especiales. Gracias por tus artículos, son estupendos. Saludos

    Reply
  • Muy buenas recomendaciones y voy a ponerlo en práctica, gracias por sus orientaciones..que DIOS le bendiga…

    Reply
  • Hola Jesús mi hija está en 1º de primaria y la verdad es que tiene problemas con la lectura porque no habla bien. Me ayuda mucho tus artículos. Tienes toda la razón del mundo hay veces que se ve sobrepasada con las obligaciones que tiene.
    Un saludo

    Reply
  • Mª José says:

    Gracias por tu artículo. Me han hecho creer que era una ignorante por pensar lo mismo que propones.

    Reply
  • Estoy totalmente de acuerdo, llevo tiempo pensando lo mismo y he aplicado alguna de las estartegias que apuntas!! Gracias

    Reply
  • Mª Dolores says:

    Estoy de acuerdo, como en la mayoria de los articulos que publicas.Pero que le dirias a la profe de 4º de primaria que en el plan lector veta el libro de”Manolito Gafotas yo y el imbecil” por considerar que con ese titulo los niños solo pasarian las hojas buscando insultos,pues eso le paso hace 15 dias a mi hijo el libro vino de vuelta a casa,te hablo de una profesora joven en una escuela publica.
    A mi si que me quedo cara de “”imbecil””.

    Reply
  • Mª José says:

    Todas las noches antes de acostarse leemos, cada uno elige el libro que quiere leer, leemos en voz alta y terminamos en una página que les deje con ganas de saber que pasará en la siguiente. Es así como he conseguido que ellos mismos me pidan leer.
    También comentamos lo ocurrido hasta el momento y lo que creemos que puede pasar en la página siguiente.
    La noche que no me piden leer, lo respeto. Me acuerdo mucho de una profesora de literatura que nos decía: “El verbo leer detesta el imperativo”

    Reply
  • Recientemente en el colegio de mi hijo han abierto la biblioteca escolar por las tardes en donde se realizan actividades de lectura, primero de lee un cuento y luego se pregunta sobre lo que se a leído, pero es que últimamente se leen cuentos con faltas de ortografía para que los niños de todas las edades los corrija y es esto lo que no tengo claro que sea positivo para los niños, ¿que piensa usted?

    Reply
    • Pienso que leer es leer, no corregir ortografía. Y leer con faltas de ortografía hace que se se memoricen las palabras mal escritas: no es una buena estrategia ni para leer, ni para aprender ortografía.

      Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Completa la operación matemática * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.