Cómo no perder los nervios en las vacaciones

no perder los nervios en las vacaciones

Imagen tomada de MorgueFile.com

Llevamos varias semanas con los hijos de vacaciones y una familia me ha sugerido que escriba sobre este tema: cómo no perder los nervios en las vacaciones, posiblemente al contemplar que todavía queda mucho tiempo hasta el comienzo de las clases.

Cómo no perder los nervios en las vacaciones de los hijos

Tantas horas de convivencia con los niños hace que se pierdan efectivamente los nervios. Algunas recomendaciones que les ofrezco para evitar estas situaciones son:

1. Mantener una rutina

La primera medida consiste en intentar mantener una rutina diaria con ellos. No será tan estricta como durante el curso, pero implica establecer una hora para levantarse más o menos fija, el aseo, el desayuno… Establecer una serie de actividadades para ir ocupando el día.

2. Ocupar el tiempo

Para no perder los nervios en las vacaciones, proponle  actividades que pueden ocupar el día, además de las propias de la rutina diaria (comida, aseo, descanso…) pueden ser: dedicar un tiempo a realizar algún tipo de trabajo escolar, tiempo suficiente al aire libre, diferentes juegos en casa, hacer manualidades, también puede incluir ver la televisión, usar los videojuegos…

Cuanto más pequeños son los niños, con más frecuencia hay que cambiarle la actividad ya que se cansan rápidamente de lo que están haciendo.

Una porción del tiempo, puede estar dedicada a tiempo libre, es decir tiempo en el que ellos mismos tienen que decidir qué hacen y qué ocupan el tiempo, sin que se lo dirijan los padres.

3º. Establecer normas básicas

Aunque estamos de vacaciones, es necesario establecer unas normas muy básicas para este periodo y adoptar medidas si no cumplen esas normas.

Hay que evitar estar excesivamente encima de ellos, controlando su conducta, ya que esto es uno de los aspectos que provocan que los padres pierdan efectivamente más los nervios… y los niños también. Dejarles hacer, estableciendo unas normas básicas y no intervenir si no es estrictamente necesario. Si es necesario y es posible “hacer la vista gorda”, de lo contrario, nos pasaremos todo el día como un auténtico “guarda de seguiridad” y acabaremos agotados física y psicológicamente.

4º. Participar en algunas actividades organizadas

Otra opción, cuando es posible, es que participe en actividades organizadas: campamentos, ludotecas, etc.

5º. Familias que se organizan

Otras familias se organizan para tener durante un tiempo limitado (unas horas) a niños juntos en casa: sus hijos y algunos amigos del bloque o de la urbanización. En algunos casos, cada familia se encarga de alguna actividad: hacer manualidades, leer, ver la tele, hacer puzless, hacer deberes… Intentar estar con los niños en grupo por tiempo limitado puede ser una buena alternativa.

En algunas ocasiones, esta medida hace que se pierdan los nervios mucho antes que con el propio hijo.

De cualquier forma, las vacaciones aumentan la convivencia con los niños y ponen de relieve la necesidad de educarlos adecuadamente y mantener unas pautas educativas que permitan mantener un mínimo control sobre la conducta. Al final los últimos responsables y agentes de la educación de los niños son su papá y su mamá, las vacaciones son un buen momento para educar.

En todo caso, te recomiendo las pautas que he dejado en el folleto consejos para las vacaciones.

Jesús Jarque García

Puedes seguirme también en las redes sociales

Facebook Twitter Google+ 

7 comments on “Cómo no perder los nervios en las vacaciones

  • Gracias Jesus por tu articulo y por recordarnos q lo mas importante en nuestra vida son nuestros hijos q oportunidad es el verano para disfrutar de ellos.EnseNarles “a aburrirse” para sacar lo mejor de ellos siendo creativos.y un buen tiempo para pensar en los demas y hacer alguna actividad solidaria,tambien hacer viajes juntos como el camino de Santiago o cualquier otro viaje q nos enriquezca a todos.para mi marido y para mi son un tiempo para cansarnos de otra manera pero disfrutando de ellos , q el tiempo pasa rapido!!!felices vacaciones!!!

    Reply
  • Pingback:Vacaciones de verano… en el Cono Sur « Familia y Cole
  • Pingback:Vacaciones de verano… en el Cono Sur « Familia y Cole
  • Pingback:“¡MAMÁ ME ABURRO!” Seis consejos para combatirlo « misionpadres

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Completa la operación matemática * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.