Mejore la autoestima de su hijo en diez pasos: del 6 al 10

Este artículo pertenece a una serie titulada “Autoestima: ideas clave para desarrollarla”.

niña y mujer

 

En los primeros he tratado de explicar qué es la autoestima, sus componentes y cómo se desarrolla durante la infancia. En el artículo inmediatamente anterior he explicado los cinco primeros pasos para mejorar la autoestima de su hijo o también de su alumno.

Ahora les explico los cinco pasos siguientes para mejorarla:

6. Proponer responsabilidades

Desde bien pequeños, probablemente desde los 2 o 3 años, se pueden proponer pequeñas responsabilidades a nuestro hijo o hija.

Ofrecer responsabilidades implica un mensaje subliminal: “creo que puedes hacerlo, confío en tí, esto lo pongo en tus manos“.

Las responsabilidades dependerán de la edad y de las condiciones, les propongo algunas:

Hasta los 6 años.

Poner y quitar la mesa, regar las macetas, recoger los propios juguetes, cuidar algunas pertenencias, comer solo.

De los 7 a los 12 años.

Además de las anteriores, cuidado de las propias pertenencias, orden de la propia habitación, realizar algunas compras en tiendas cercanas, cuidar su material escolar, gestionar sus ahorros, anotar los propios deberes, tomarse los medicamentos que les prescriban, acudir a las actividades extraescolares con las que se ha comprometido.

A partir de los 12 años.

Cuidado de mascotas de la casa, tirar la basura, hacer determinadas compras para el hogar, ordenar su habitación, cuidar de hermanos pequeños, estar pendiente de los estudios y material escolar, hacer determinadas gestiones…

7º. Dar pistas para solucionar problemas

Con muy buena intención, los padres, desde que los niños son pequeños, intentan interceder y solucionar los pequeños problemas que se va encontrando: desde encajar una pieza en una construcción con los más peques, hasta solucionar problemas con los amigos con los más mayores.

Aunque se hace para facilitarles las cosas, no siempre es lo más adecuado. La estrategia más efectiva sería ayudarles a vivir las pequeñas visicitudes de su vida y darles pistas para que sean ellos los que afronten y solucionen sus propios problemas.

Cuando a los niños se les deja afrontar estas situaciones ponen en marcha la busqueda de alternativas, ensayos, errores y aciertos. Cuando logran solucionar algunas cosas por su propio esfuerzo reciben un empuje en su autoestima.

8º. Evitar la sobreprotección excesiva

La sobreprotección merma la autoestima, porque el mensaje final que envía es “tengo que protegerte, tú solo no puedes“.

Desarrollar una sana autonomía es también una apuesta por el desarrollo de la autoestima. La estrategia general puede ser: todo aquello que nuestro hijo puedas hacer por si mismo, sin poner en riesgo su seguridad, debe de hacerlo, aunque lo haga más despacio o peor.

9º. Reflexionar sanamente sobre el fracaso

El fracaso, los errores, la no consecución de objetivos y las pequeñas o grandes frustraciones forman parte de la dinámica de la vida. Negar eso, es transmitir una idea falsa de lo que es la realidad.

Nuestra cultura no tolera el fracaso y este no forma parte de las reglas de juego, pero lo cierto es que unas veces se gana y otras se pierde.  Hay que enseñar a ganar… pero también a perder y a volver a afrontar de nuevo las situaciones con espíritu deportivo.

De cara a desarrollar una autoestima adecuada, hay que procurar reflexionar sobre el fracaso poniendo el peso en nuestras posibilidades y en aquello que depende de uno mismo. Es lo que técnicamente se llama crear un “locus de control interno“.  No podemos controlar todas las variables, pero hay un número de ellas que sí dependen de nuestra acción.

Lo contrario sería culpar siempre a los demás y a las circunstancias externas. El locus de control interno implica que la próxima vez puedo intentarlo y mejorar, de manera que parte de la consecución de las cosas depende de mi propia capacidad.

10º. Transmitir seguridad afectiva

El pilar básico de la autoestima es sentirse profundamente querido. En esto los padres y madres no solo tienen un papel insustituible, sino que además es algo que tienen a su alcance.

Aunque es difícil explicar en este espacio cómo transmitir seguridad afectiva, les propongo algunas estrategias:

Realizar muestras explícitas de afecto.

Los abrazos, besos caricias, palabras cariñosas son la primera y principal forma de transmitir afecto. Cada niño tiene su lenguaje en el que prefiere que se le transmita el afecto. Este lenguaje puede variar por la edad, pero todos los niños y niñas lo necesitan.

Papá y mamá se quieren.

La seguridad afectiva también se transmite cuando los niños comprueban que papá y mamá se quieren. La armonía de la pareja ayuda a construir una sana autoestima.

Cuidar los pequeños detalles.

Los pequeños detalles es una forma práctica y cotidiana de transmitir seguridad afectiva. Las posiblidades son muchas:  recogerlos del colegio, comer con ellos, llevarlos al parque, jugar con ellos, dedicarles tiempo… si le preguntáis es lo que más valoran los niños de sus padres y les hace sentir verdaderamente importantes.

Ser exigentes.

Ser exigentes porque el amor lo es. Un niño se siente querido y mejora su autoestima cuando sus padres son exigentes con él porque eso significa que les importa. Una sana exigencia es otra forma de transmitir seguridad afectiva.

Incondicionalidad.

Por último transmitir la idea de incondicionalidad: se les quiere incondicionalmente. Expresiones como “si no haces esto no te quiero“, “si sigues así te enviaré a un internado…” o similares no son adecuadas.

Recapitulando

Estos han sido los diez pasos que les propongo para mejorar la autoestima de su hijo:

  1. Ayudar a conocerse
  2. Valorar sus logros
  3. Evitar las etiquetas negativas
  4. No hacer profecías negativas
  5. Poner en la tesitura de tomar decisiones
  6. Proponer responsabilidades
  7. Dar pistas para solucionar problemas
  8. Evitar la sobreprotección excesiva
  9. Reflexionar sanamente sobre el fracaso
  10. Transmitir seguridad afectiva

Jesús Jarque García

Puedes seguirme también en las redes sociales

Facebook Twitter Google+ 

4 comments on “Mejore la autoestima de su hijo en diez pasos: del 6 al 10

  • Jesús, coincido con las pautas descriptas, fundamentales en la infancia.
    Si sabemos transmitir estas premisas en el momento indicado, utilizando aprendizajes previos, construiremos personalidades fuertes y seguras de si mismas!
    Autoestima, autonomía, iniciativa,la libertad de elegir,la solidaridad
    el amor y el respeto por los demás marcarán un camino en su crecimiento.

    Reply
  • Te he descubierto gracias a los 20blogs, estudié psicología y me parecen acertadas las pautas para los chavales. Muy buena entrada y qué importante es que se sientan seguros a esas edades. Un abrazo.

    Reply
  • A Number Of variables influence the costs of automobile insurance policy. Some are unquestionably valid. Some, QuotesChimp consider, aren’t. Conserving that discourse for later (notice site 12 3), the next concerns would be the variables insurance providers examine when they pinpoint the premium you are going to spend.

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Completa la operación matemática * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.