Portal educativo para familias, educadores y profesionales

| Contacto

 
10

La ley del tambor

La ley del tambor en el colegio

Imagen tomada de Morguefile.com

Todos los que tenemos contacto con niños sabemos que funcionan muy bien con rutinas y que lo contrario, los continuos cambios de ritmo, les perjudican.

En todo lo que conlleva la vida escolar, aprendizaje, convivencia y conducta, ocurre lo mismo: los niños funcionan mejor cuando hay un ritmo constante, cuando todo el centro, incluidos los profesores, funcionan a un mismo compás. Es lo que podríamos llamar “La ley del tambor“.

Centros con arritmia

Sin embargo, tengo constancia de centros donde esto no sucede así. No hay una “velocidad crucero”, no hay un ritmo, una rutina continúa. Son centros en los que cada mes, cada quince días, o incluso sé de algún caso en el que cada semana, hay algo excepcional: una actividad extra o una efemérides que se celebra de forma especial. Se trata además, de acontecimientos y actividades en los que “se tira la casa por la ventana”: se preparan, se ensayan, se decora…

Todas esas actividades se intentan justificar como educativas, aunque la realidad es que son puro activismo: se trata de un suma de acontecimientos “sin ton ni son”, sin una línea conductora y que realmente no sé si consiguen objetivos que valgan la pena.

Se trata de centros donde se vive en una continúa “arritmia”. Es normal que surjan tensiones, problemas de convivencia y de conducta, y que no se den las condiciones idóneas para que el aprendizaje vaya calando lentamente. En una entrada ya publicada hablaba de estos casos. Son situaciones en los que las actividades novedosas pasan de ser la excepción a ser la norma. En esos centros no se cumple La ley de tambor.

Al ritmo del tambor

Mi recomendación es que se debe cumplir “la ley de tambor” es decir, mantener un ritmo constante en la vida de los centros: eso favorece el aprendizaje, mejora la convivencia del centro y previene los problemas de conducta. Podemos admitir algún “redoble”, pero de muy tarde en tarde. No se trata de un ritmo monótono y aburrido, sino de una velocidad crucero, que puede admitir alguna novedad para romper esa monotonía, pero que debe responder a una intención educativa y estar muy espaciada en el tiempo. En los centros no podemos apuntarnos a todo y celebrar todo, porque cada día del año tiene su efemérides.

Esta puede ser una de las explicaciones por las cuales los niños llevan muchos deberes a casa y los padres se han convertido en profesores particulares de sus hijos: lo que no se enseña en el colegio (porque se está en otras cosas) hay que enseñarlo en casa.

Una vez escuché que las batallas las ganaban los ejércitos que usaban tambor… Es muy posible. Pero me gustó más aquella afirmación que decía que la primera experiencia consciente que tenemos en la vida, sucede en el seno materno, donde el latido del corazón de la madre es el ritmo que nos serena, tranquiliza y nos ayuda a crecer.

Jesús Jarque García

Puedes seguirme también en las redes sociales

Facebook Twitter Google+ 

Archivado en: Aprendizaje y escuela Tags: , , , ,

10 Respuestas to "La ley del tambor"

  1. Maria Esucriet dice:

    Hola buenos días.

    Ruego me sigan mandando información puntual únicamente a mi correo electrónico personal (maes_41@hotmail.com) , donde también lo hacen, y no a este correo laboral.

    Gracias por todo

    María

    • Estimada María, el envío de información de las entradas del Blog es algo automático que se hace al correo que te suscribiste. Suscríbete con el correo personal y cuando recibas otro mensaje al laboral, verás que tienes una opción para darte de baja.

  2. Blanca Lourdes Benitez dice:

    Exelente material, desde que me suscribi no paro de consultar, utilizo con mis chicos, PERO ME GUSTARIA CONTAR CON MATERIALES PARA TRABAJAR AUTOESTIMA CON ADOLESCENTE, POR FAVOR., es un campo que neceistamos muchisimos en el cole

  3. rosario dice:

    gracias es un buen punto de reflexion para no perder la brujula del maestro

  4. Ana Isabel Flores Chinchilla dice:

    Gracias Jesús por darnos tantas pautas, para tratar a los padres y a los niños, tienes mucha razón, para nuestros niños que son de 0 a 3 años nos funcionan mejor las rutinas, eso de les da seguridad y tranquilidad. Un saludo, Ana Isabel

  5. Ampa 1 dice:

    Reblogged this on AMPA and commented:
    Recomendado!!

Deja tu comentario

Enviar Comentario


+ 3 = cinco

© 2014 Familia y Cole. All rights reserved.