El miedo en los niños y sus características

El miedo en los niños es una situación relativamente frecuente. Suelen tener miedo a diferentes objetos y circunstancias: miedo a la oscuridad, miedo a determinados animales, a separarse de sus padres… incluso algunos tienen miedo al colegio. Por otro lado, el miedo en los niños provoca preocupación en los padres, que se preguntan si están ante un fenómeno más o menos normal y sobre todo, cómo actuar frente al miedo de sus hijos para que, finalmente lo puedan superar y no les haga sufrir.

Imagen que ilustra el miedo en los niños, artículo que explica las características y factores asociados de este fenómeno infantil

El miedo en los niños

En este artículo te explico qué es el miedo en los niños, cuáles son algunas de sus características y qué suele contribuir a su aparición.

Qué es el miedo en los niños

El miedo es una emoción negativa que el niño experimenta ante un objeto o un acontecimiento que se considera peligroso para él mismo o para los demás. Además de la amenaza, el miedo viene provocado por la sensación de no tener los recursos necesarios para enfrentarse a él o evitarlo. Además de una emoción, el miedo también se manifiesta físicamente con palpitaciones, agitación, sudoración o cambios en el ritmo intestinal.

El miedo en los niños es algo positivo

El miedo en realidad es algo positivo, ya que se trata de una respuesta de supervivencia. Si no sintiéramos miedo, no habría conciencia de peligro y correríamos un gran riesgo. Gracias al miedo evitamos muchas situaciones peligrosas, que pueden poner en peligro nuestra seguridad o nuestra vida.

Son naturales y frecuentes

El miedo en los niños es un fenómeno natural y frecuente, y en principio, no indican ningún tipo de problema psicológico.  Son más habituales en esta etapa, de 2 a 8 años, porque se cuenta con pocos recursos físicos y cognitivos para enfrentarse a los estímulos que los pueden provocar y que pueden ser una amenaza para ellos.

Qué favorece el miedo en los niños

Aunque es una reacción natural, hay determinadas circunstancias que favorecen la aparición de miedo en los niños.

  • En primer lugar, contribuye a los miedos infantiles el que los padres sean temerosos y se angustien con facilidad. Los niños aprenden por imitación este modelo de respuesta ante objetos y circunstancias que pueden ser una amenaza.
  • En segundo lugar, contribuye a que aparezca el miedo en los niños el hecho de estar expuesto a determinadas escenas o estímulos como ver películas de terror, determinados programas o noticias, escuchar conversaciones… Todo ello favorece que el niño sienta temor, ya que en la infancia, los niños tienen dificultades para distinguir entre realidad y fantasía.
  • En tercer lugar, se pueden producir acontecimientos que despiertan temores: sufrir un accidente de tráfico, la enfermedad o fallecimiento de un familiar o conocido, noticias de catástrofes, de robos, agresiones…
  • Por último, si los padres reaccionan de manera inadecuada ante los temores de sus hijos contribuirán a que el miedo permanezca o se acreciente: mostrar un alarmismo desproporcionado, ridiculizar al niño por sus miedos, amenazarlo precisamente con aquellos estímulos que le producen temor o la indiferencia total hacia los sentimientos del niño o niña.

Los miedos más habituales

La lista de miedos en la infancia es casi interminable. En gran parte depende de las propias experiencias que vivan en. Sin embargo hay algunos que suelen ser más frecuentes.

Por ejemplo, el miedo a la oscuridad es el más frecuente de todos y aparece hacia los 4 años, se repite a los seis y puede volver a aparece en otros momentos del desarrollo.

El miedo a separarse de sus padres también aparece en diferentes etapas: algunos autores hablan que aparece al año, a los dos años, más tarde entre los 7 y 8 años.

Otros miedos frecuentes en los niños y niñas se refieren a los animales, en torno a los 6 años, y a la muerte y enfermedad, hacia los seis años, a las tormentas, lluvia, viento, terremotos, también hacia los 6 años.

También existen entre el miedo a los globos, a las aglomeraciones, a máscaras y disfraces, a los payasos…

Para saber más

Si deseas disponer de más información sobre el miedo en los niños, o sobre cuestiones relacionadas con las pautas educativas, visita el portal Familia y Cole o consulta las entradas relacionadas que le proponemos:

En próximas entradas, seguiremos tratando los miedos, especialmente con orientaciones para tratarlos.

Fuentes consultadas

­   CABANYES, J (2007) Los miedos en la infancia. En ÁLAVA REYES, M.J. Psicología que nos ayuda a vivir. Madrid. La Esfera de los libros. Págs. 187-200

­   AUGUSTYN, M. (1996) Miedo. En ZUCKERMAN, B. y PARKER, S. Pediatría del comportamiento y del desarrollo. Barcelona. Masson. Págs 179-182

Postdata

No lo olvides, el miedo en los niños es algo natural y frecuente, evita como padre o madre angustiarte demasiado, no expongas a tu hijo a situaciones que le puedan provocar miedo y trata de reaccionar de manera adecuada, sin alarmarte, sin quitarle importancia y sin ridiculizar sus miedos.

 

Jesús Jarque García

Puedes seguirme también en las redes sociales

Facebook Twitter Google+ 

One comment on “El miedo en los niños y sus características

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Completa la operación matemática * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.