Mi hijo no sabe perder

Mi hijo no sabe perder, orientaciones para las familias

Muchos padres me han realizado la siguiente consulta: mi hijo no sabe perder. Es posible que tú también tengas este problema.

En este artículo te voy a describir en qué consiste la situación, las consecuencias que suele implicar y sobre todo, ofrecerte algunos consejos para abordar este comportamiento desde la familia.

Mi hijo no sabe perder, qué puedo hacer

José Carlos tiene 6 años y no le gusta perder. Cuando juega en casa a alguno de los juegos de mesa, se enfada muchísimo y se siente muy frustrado si pierde en cualquier juego.

El otro día jugando al parchís con su hermano y su tía, cuando veía que no iba a ganar, dijo que dejaba de jugar y que se iba a otra cosa.

En qué consiste el problema

Cuando un padre dice que mi hijo no sabe perder, suele señalar que su hijo se siente muy frustrado cuando pierde, normalmente en el contexto de un juego o deporte.

Se siente frustrado, sufre de manera desmedida, abandonan el juego antes de terminar o incluso, lloran, se enfadan o llegan a encolerizarse.

En otros casos, encajan de tal manera el hecho de perder que lo que suele provocar es que abandonen la dedicación a esos juegos o deportes.

Consecuencias de no saber perder

Las consecuencias pueden ser varias. La más importante es que no se supera la falta de tolerancia a la frustración, pero también se pierde la oportunidad de aprender de las propias derrotas, se pierde afán de superación y deportividad.

Importancia de saber perder

Tan importante como saber ganar, es saber perder, porque ganar y perder son las dos caras de la misma moneda del juego, del deporte… o de la vida misma.

Hay que enseñar a ganar… y hay que enseñar a perder.

Cómo enseñar a saber perder

A continuación te voy a presentar algunas orientaciones y consejos para que, de manera progresiva, enseñes a tu hijo a saber perder.

1. Tolerar la frustración

Afirmar que mi hijo no sabe perder implica en el fondo, que mi hijo no es capaz de tolerar la frustración. Perder es frustrante, pero perder en un juego o en un deporte es una frustración que se debería llegar a tolerar.

Lo primero es enseñar a tolerar frustraciones y en el juego es una buena oportunidad. La opción no es evitar las frustraciones, sino dejar que las “sufran” y el propio niño sea capaz de “digerir” ese sentimiento negativo.

Porque desgraciadamente la frustración forma parte de la dinámica humana y tolerarlas y afrontarlas, forma parte del afrontamiento de la vida.

No es una buena actitud aprender a abandonar ante la primera desilusión o dificultad.

2. Evitar la derrota continuada

Lo que sí habrá que evitar, especialmente en los juegos, es que pierda constantemente. Perder y no tener casi nunca la opción de ganar, provoca desmotivación.

Por eso, como padre o madre, tendrás que buscar algún tipo de juego y de contricantes, donde tenga la opción de ganar algunas veces.

Un niño que juega cinco partidas de ajedrez y pierde las cinco… no creo que le queden muchas ganas de ganar.

3. Evitar ridiculizar o desafiar al que pierde

Otra actitud que hay que evitar en los juegos, es ridiculizar al que pierde o permitir expresiones humillantes hacia el que ha perdido.

Ese tipo de conductas, penalizan gravemente el hecho de perder. Por eso, esta conducta la tenéis que evitar tanto los adultos, como si lo hacen otros familiares o iguales.

4. Evitar demasiada presión competitiva

A veces los padres someten a cierta presión a sus hijos y ponen unas altas expectativas en su victoria. Mensajes del tipo sé que tú eres el mejor, no me vayas a decepcionar, tengo todas las esperanzas puestas en ti, no son adecuadas.

Con ese tipo de mensajes, cuando se pierde se transmite una idea de decepción. No hay cosa más dolorosa para un niño que sentir que decepciona a sus padres.

5. Dar ejemplo

Continuamos ofreciendo estrategias para afrontar esta preocupación de muchos padres: mi hijo no sabe perder.

Una estrategia clave es que tú como padre o madre, seas también ejemplo de saber perder. La forma en la que expresas la frustración cuando pierdes en un juego, cuando pierde tu equipo y cuando gana, es siempre un modelo de referencia para tu hijo.

6. Utilizar autoinstrucciones

Cuando se está inmerso en juegos en los que a tu hijo no le gusta perder, una buena estrategia es que como padre o madre verbalices en voz alta, la manera adecuada de cómo debería tomarse las derrotas.

Por ejemplo, una madre decía jugando al parchís: “vaya, he tenido mala suerte y no he usado una buena estrategia. Tú has jugado mejor y me has ganado. A ver si en una nueva ocasión, tengo más suerte”

Otro padre comentaba: “¡Oh vaya! ¡He perdido! Así es el juego. La próxima vez a ver si tengo más suerte.

7. Habla con tu hijo sobre este tema

Si eres de los padres que tiene el problema de mi hijo no sabe perder, y parece que es una situación que no se erradica fácilmente, habla con él.

Se trata de razonar las ideas que venimos ofreciendo:

  • Que ganar o perder, forma parte del juego.
  • Al perder se puede aprender de la derrota: en qué has podido fallar, en qué ha sido mejor tu contrincante…
  • Siempre habrá una nueva oportunidad para jugar y para intentar ganar en esa ocasión.
  • Finalmente, aceptar cuando se pierde con deportividad y reconocer y felicitar al contrincante que ha ganado y al final, ha resultado ser mejor.

Recapitulando

Estos han sido los consejos que te he ofrecido cuando tu problema es mi hijo no sabe perder.

  1. Enseñarle a tolerar las frustraciones
  2. Evitar las derrotas continuadas.
  3. Evitar ridiculizar o humillar al que ha perdido
  4. Evitar demasiada presión competitiva.
  5. Dar ejemplo
  6. Utilizar autoinstrucciones
  7. Hablar con tu hijo sobre este tema

Espero que estas pautas te puedan ayudar a mejorar este tipo de comportamientos.

One comment on “Mi hijo no sabe perder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Completa la operación matemática * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.