Nuestro hijo tiene terrores nocturnos ¿qué hacemos?

Nuestro hijo de tres años se ha despertado varias noches  gritando y llorando, y cuando le hablamos parece que no nos atiende, después se queda dormido de nuevo. Estamos alarmados ¿Qué le puede ocurrir?

Niño durmiendo terrores nocturnos

Imagen tomada de MorgueFile.com

¿Pesadillas o Terrores Nocturnos?

Su hijo está presentando episodios de terrores nocturnos, algo completamente normal a su edad.

Sin embargo muchas familias confunden dos fenómenos similares: las pesadillas y los terrores nocturnos.

Diferenciarlos es relativamente fácil y es importante saberlo porque, la intervención es diferente.

Pesadillas

Las pesadillas tienen las siguientes características:

  • El  sueño suele ser más largo, tiene un argumento y es  más elaborado.
  • El niño se despierta y acepta ser consolado por sus padres.
  • A la mañana siguiente recuerda el contenido del sueño.
  • Suelen ocurrir en la segunda mitad de la noche en una fase que se conoce como “sueño paradójico”

Terrores nocturnos

Los terrores nocturnos tienen las siguientes características:

  • El niño comienza a gritar o a llorar, normalmente en la primera mitad de la noche, cuando el sueño es más profundo.
  • Durante el episodio, el niño permanece dormido, por eso los intentos de consolarlo no resultan efectivos.
  • El episodio termina con el niño continuando durmiendo con normalidad.
  • Al día siguiente es incapaz de recordar lo sucedido.

Pautas a seguir

Deben tener en cuenta que es un fenómeno benigno, que no le produce ningún daño a su hijo y del que no deben preocuparse, en principio. Les aconsejamos seguir las siguientes pautas:

1º. Estén junto al niño mientras dura el episodio, procurando sobre todo que no se haga daño.

2º. Aunque intenten consolarlo lo más probable es que no os reconozca y los intentos de tranquilizarlo sean en vano. Piensen que en realidad su hijo está profundamente dormido.

3º. No hagan esfuerzos por despertarlo. Si lo hacen romperán un ciclo de sueño y se sentirá muy confuso.

4º. Cuando termine el episodio, que puede durar de uno a diez minutos, déjenle dormir tranquilamente.

5º. Si los episodios se repiten con cierta frecuencia, procuren que haga una siesta pequeña de una hora como máximo, para que no llegue tan cansado a la hora de dormir y el sueño no sea excesivamente profundo.

6º. Si los episodios se repitieran con mucha frecuencia (a partir de tres veces a la semana) deberían consultarlo con el pediatra de su hijo.

Si quieren ampliar la información podéis consultar mi libro el sueño infantil y sus dificultades.

Espero que estas orientaciones les puedan ser de ayuda en su labor educativa

Jesús Jarque García

Puedes seguirme también en las redes sociales

Facebook Twitter Google+ 

3 comments on “Nuestro hijo tiene terrores nocturnos ¿qué hacemos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Completa la operación matemática * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.